Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Unfair Jousting Fair -- Redescubriendo el juego de @Rodaja_es -- #MGW15

¡Hola, vecinos del mundo! Estamos ya en la recta final de presentación de los estudios y desarrolladores que conocimos el pasado mes de octubre durante la Madrid Games Week, y esta vez les llega el turno a unos chicos bastantes conocidos por estos lares: Rodaja, el estudio malagueño compuesto por los hermanos Alberto, Alejandro y David Rico y Jesús Fernández (quien, por cierto, fue nuestro  primer indie sexy del mes). Desde su fundación en 2013, Rodaja se ha centrado en el desarrollo de proyectos multijugador, específicamente en partidas locales: un claro ejemplo de ello son Platform 31, juego que presentaron en la Ludum Dare 31 y que está en campaña  de Greenlight para su publicación en Steam; y Unfair Jousting Fair, el juego de justas injustas que ha sido uno de los claros protagonistas de esta feria y que se llevó el premio al mejor diseño de juego que otorgó la zona Made In Spain Games.

foto1

Unfair Jousting Fair es, como viene siendo la tónica de Rodaja, un juego de partidas multijugador en local en la que nos enfrentamos a nuestro rival en unas justas injustas, divertidas y absurdas (al nivel de usar escobas, lámparas y tirarnos gallinas). Os podéis imaginar que una propuesta de estas características en una feria llena de jugadores es algo así como regalarle a un Jigglypuff la última versión del SingStar: el stand de Alberto, Alejandro, David y Jesús era uno de los más concurridos. Con la perfecta excusa de rellenar el pasaporte de la zona Made In Spain Games, pasamos bastantes ratos retándonos a partidas y descubriendo trucos desconocidos de la mano de los propios desarrolladores.

¿Pensabais que podía haber algo más extravagante que pelear sobre monociclos? Eso es porque no habéis jugado subidos sobre unos caracoles muy asustadizos que en cuanto se sienten amenazados por nuestro paraguas deciden esconder las antenas; si queréis ser los amos del caracol, basta con desactivar los monociclos antes de comenzar la partida. Pudimos probar también el modo retro, un nostálgico sistema de juego que nos traslada a nuestra infancia simulando que las pantallas son como las de las Game Boy. No solo es bonito, sino que además aumenta la diversión: es más difícil calcular a cuánta distancia estás de tu rival, es decir, cuando te lo encuentras apenas tienes unos segundos para reaccionar. ¿Y qué pasaría si desactiváramos todas las armas? Pues que no nos quedaría más remedio que echar una lucha de cabezazos. ¡Y también lo hicimos! Que se me diera mejor o peor es otra cosa, pero en mi defensa he de decir que jugar contra los creadores siempre te da una cierta desventaja: ellos tienen más horas de juego. Aunque creo que gané alguna que otra partida… En cualquier caso, los chicos de Rodaja están preparando una actualización que apunta alto y va a aumentar el contenido del juego, haciéndole crecer como proyecto y, especialmente, haciendo crecer nuestras horas de diversión. Ya no habrá excusa para dejar el monociclo en el trastero: Unfair Jousting Fair se encargará de ello.

foto2

Tras el éxito de sus justas injustas, los chicos de Rodaja ya están embarcados en un nuevo proyecto que lleva el sello de identidad del estudio: un multijugador local con ese estilo gráfico tan característico que me recuerda a Platform 31. The Recoil Protocol trata también sobre robots, pero estos robots son un tanto especiales: son arañas. Arañas robot que disparan. Cualquier aracnofóbico se habría dado la vuelta al leer esto y nunca habría mirado atrás, pero lo cierto es que aunque podemos trepar por paredes o recorrer los techos como cualquier arácnido, los robots son tan bonitos y con unos detalles tan cuidados que al final terminas por quererles. Y si no, echadle un ojo al trailer:

Ya veis que habrá que tener cuidado con salir volando, con el retroceso al disparar… Vamos, los problemas habituales de cualquier bicho de ocho patas. Estaremos muy atentos a Rodaja y su nuevo proyecto, porque está previsto que inicien una campaña de Greenlight a finales de año.

Más allá del gancho que tienen sus proyectos y de acaparar en varias ocasiones su stand, los chicos de Rodaja son el gancho en sí mismos: conocerles en persona, tras alguna que otra entrevista por Internet y haber escrito sobre ellos en varias ocasiones, fue como reencontrarse con un amigo al que hace mucho que no vemos. Tras los cuatro días de feria, nos despedimos de ellos con la certeza de que nos veremos en más ocasiones y con nuevos proyectos de los que hablar. De todas formas, siempre nos quedará Madrid.

foto3

Yo estaba haciendo la foto

Y a vosotros, ¿qué tal se os da Unfair Jousting Fair? ¿Tenéis ganas de saber más sobre The Recoil Protocol? ¿Cuál es vuestro juego favorito de Rodaja? Creo que me decanto por Unfair Jousting Fair, aunque he de admitir que su nuevo proyecto me llama mucho la atención.

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!