Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, muy buenas a todos, para ponerle la guinda en el pastel a este domingo cargado de contenido he decidido traeros mi personal visión de Uncharted 4, juego que pone un punto y final definitivo a la saga, o no… ¿quién sabe? Como todos presumíamos en el tercer juego, Nathan había terminado poniendo una conclusión a su vida, cambiando las aventuras por el matrimonio y optando por una vida lejos de las armas y la masacre indiscriminada de enemigos en búsquedas de tesoros a través del globo.

En esta cuarta iteración de la franquicia nos encontramos con un personaje mucho más maduro, un Nathan que ha dejado atrás sus aventuras y vive asentado como un feliz matrimonio con Elena. Ambos haciendo tareas mundanas y cotidianas a los que el resto de mortales estamos acostumbrados. Desde su inicio el juego nos deja claro que nuestro protagonista no ha olvidado su anterior vida, que tiene en su corazón la aventura y que por mucho que lo intentes… no se le pueden poner puertas al campo. Antes de continuar y para evitar que esta introducción se me haga demasiado extensa, quiero dejaros con el trailer de presentación del juego:

HISTORIA/TRAMA:

La aventura comienza con una pequeña introducción en la que revivimos una aventura carcelaria en la que nuestro hermano falleció, razón por la que no se le hace mención en ninguno de los previos tres juegos. Ese hermano perdido de pronto aparecerá, aquél al que un día creímos muerto entrará en nuestra oficina para interrumpir nuestro tedioso, aburrido y repetitivo papeleo. Con esto se van encadenando las decisiones que nos llevarán en primer lugar a mentir a nuestra mujer para ir en ayuda de nuestro hermano, el cual tiene una deuda de muerte pendiendo sobre su cabeza y en segundo lugar a embarcarnos rumbo a la caza del tesoro del pirata más grande de todos los tiempos, Henry Avery.

Narrativamente se busca construir una historia con volumen, personalidad y una profundidad que no muchos han conseguido. Vemos como Nathan ha abandonado toda aventura pero que desde su interior hay algo que aflora clamando aventura, una sed insaciable que le lleva a sonreír como un tonto cuando alguien menciona la palabra tesoro, aventura, riesgo, historia…

uncharted-4-a-thief-s-end-bike-escape-scene-wallpaper-5682

CARACTERÍSTICAS:

Antes de convertir eso en el guión de la narrativa del juego creo que es apropiado decir que se trata de un juego exclusivo de Play 4 y que tiene todo lo que cabe esperar de un Uncharted. Lo digo muy enserio, ¿acaso me serviría de algo narrar una por una las cosas que vienen en el juego cuando podéis verla en la cubierta de la carátula o deducirla de los títulos anteriores? Es Nathan, con Sully y Elena… poco queda que esos tres nombres no digan ya por si mismos.

VEREDICTO:

Lejos de querer crear en vosotros una sensación concreta, lo que busco con este artículo es más bien el compartir con todos vosotros mis más profundas reflexiones sobre el juego. Si lo que buscáis es una nota o un si hacerse con el juego os daré lo que buscáis: un redondo y perfecto “no lo sabes pero lo quieres” y sí, encarecidamente es la forma de recomendarlo. Volvamos a lo que iba, esta narrativa no era menester y la verdad es que no hacía falta encontrarnos de nuevo con una aventura de Nathan, aún así, en Naughty Dog han querido aplicar todo lo aprendido con The Last of Us y sacar a pasear esos gráficos de impresión que nadie más sabe sacar de la consola de Sony. Quitadas las reticencias iniciales sólo puedo aplaudir, nunca suficientemente fuerte, a los creadores por tan magna obra del entretenimiento.

A partir de este punto mi capacidad para mantener los spoilers a raya creo que se verá mermada, ya que necesito hablar de cosas muy específicas del juego y no quiero que leáis nada que pueda arruinar vuestra experiencia, no sin haberos avisado antes.

3032061-unchartedthiefscombat

Jugabilidad: lo primero que me tengo que preguntar en este apartado es ¿por dónde narices empiezo? si seguimos el juego en el orden que se nos va presentando tengo que anunciar que conforme empezáis a jugar os ponen al control de una lancha en una secuencia de combate marítimo que en escenas recuerda al asalto pirata del principio del primer Uncharted. Un preludio en el que cargar adrenalina como aperitivo para lo que está por venir. Acto seguido nos mete en un flashback que nos hará viajar a nuestra más tierna infancia, donde conoceremos a nuestro tierno y protector hermano mayor y dónde nos formaremos en las mecánicas del juego, principalmente en la nueva del gancho.

Las diferentes escenas de nuestra juventud son muy interesantes y hasta necesarias para el establecimiento de los orígenes concretos de nuestro protagonista. El cómo, cuándo y porqué somos todos unos aventureros quedarán aclarados en esta entrega, cosa que ayuda a la maduración narrativa de Nathan y sacia la curiosidad del jugador a fin de que este no termine el juego cargado de incógnitas que busque responder.

maxresdefault

Las escenas en las que nos hallamos en solitario son más bien escasas y todas ellas de pura plataformas. No me malentendáis, no está mal, pero recuerdo secuencias de acción en las que nos teníamos que valer por nosotros mismos y el estar acompañado era la excepción, sin embargo, a pesar de ir con Sully, Elena o Sam, su compañía no es para nada artificial. Si tengo que definir la forma de actuar de estos secundarios la palabra sería orgánica, hacen lo que una persona que estuviera acompañando a Nathan haría, hacen comentarios inteligentes que alguien con dos ojos en la cara haría y en todo momento demuestran ser un acompañamiento y una grata ayuda más que un estorbo. Son tan de ayuda que si pasamos demasiado tiempo vagueando por un escenario sin encontrar la pista que éste esconde, serán ellos mismos los que las encuentren y nos avisen de su localización para ir a examinarla, vamos… lo que haría alguien que acompaña en una aventura, vivirla, no el estar ahí sin más.

Bestiales las secuencias de acción y plataformas en las que se intercalan cinemáticas y eventos de respuesta rápida y en el que los jugadores somos clave para el correcto devenir de la narración. Lo malo de las mismas es el cometer un error, hacerlo conseguirá sacarnos de la escena tanto que casi, y digo solo casi, hará que queramos dejar el juego un rato. Por otro lado, sorprende muchísimo que se hayan currado un coche que funciona a la perfección, al nivel de juegos de automovilismo, en el que cada una de las ruedas tiene sus físicas y funciona hasta el más mínimo detalle, como el de la acumulación de barro en el neumático. Este vehículo está muy por encima de muchísimos juegos de mundo abierto con vehículos, y ahí está la sorpresa, es una pasada que hayan logrado algo así para lo relativamente poco que luego terminaremos por usarlo.

Uncharted-4-header-1200x675-1200x675

La verdad es que todo se siente completamente natural, el llevar un cable de remolque en el morro del coche y detalles como esos que hacen de la experiencia una aventura para la que uno va preparado. Dentro de las mecánicas novedosas en la saga está la piqueta que cogemos una vez superados dos tercios del juego, susodicha mecánica está un poco inspirada en los piolets de la última Lara Croft. A pesar de esta introducción brusca e inesperada no se siente para nada fuera de lugar y, para mi sorpresa, se le da un uso mayor de lo que cabría esperar, como recurso de plataformas que ayuda a superar rocas de textura porosa.

Para terminar dejo los combates, las encarnizadas batallas que podremos evitar si nos valemos como diestros en el sigilo, de lo contrario viviremos el frenetismo y la intensidad con la que han querido que todo esto ocurra. Saltos con el gancho para saltar entre plataformas, caer volando y asestar un mortal puñetazo, disparar mientras cambiamos de cobertura y usamos el escenario de forma creativa y con total libertad para el devenir del combate. Es sublime en todos y cada uno de sus aspectos, no hay otra crítica posible. A ver… no estamos hablando de un sistema de combate como el de un FPS, no es un juego que destaque precisamente por eso, pero la forma en la que está hecho pretende hacernos derrochar adrenalina mientras nos abre la puerta a unos escenarios enormes con los que explorar diferentes estrategias a la hora de abordar un problema.

Gráficos: ya sabemos lo que es capaz de hacer Naughty Dog con las consolas de Sony, son unos verdaderos maestros de exprimir rendimiento prácticamente del aire. Una birguería que deleita con escenarios preciosistas y dignos de ser fotografiados. Aprovechando ahora que saco lo de las fotos… ¿qué pasa con el modo foto? No se vosotros, pero yo me podría pasar el día entero sacando imágenes del juego, que si con los personajes, que si cambia el borde, que si más brillo y un largo etcétera que hará caer la baba de todos los que quieran guardar un recuerdo personalizado de su aventura -si pillas una foto en mitad de un salto ya ni te cuento-.

Uncharted-4-A-Thiefs-End-9-1280x720

Las expresiones faciales de los personajes son increíbles para la máquina que está moviendo el juego, esto es toda una herramienta narrativa que le brinda a los personajes una profundidad que les hace conectar con nosotros, los jugadores, de manera única.

Sonido: increíble, tanto el doblaje al castellano como el inglés. Muy satisfecho con cómo los personajes hablan, los tonos de voz, la ironía y sarcasmo en sus voces, la alegría, la decepción… vamos el Nathan más Nathan que jamás se haya visto. La banda sonora es exquisita, para tenerla puesta en la habitación mientras trabajáis, creo que en este apartado poco más hay que decir, está todo a la perfección. Momentos de puro silencio en el que el único protagonista es una dulce y melódica sintonía que nos hace convertirnos en uno con la situación, vivir desde dentro lo que los personajes están viviendo.

En resumen, y a modo de conclusión, esta cuarta y última (por el momento) aventura del famoso cazatesoros Nathan Drake, es perfecta. Se siente pura aventura y diversión en vuestras manos. Alguna pega se podría sacar de la peculiar moral de andar matando sin clemencia a cientos de mercenarios y no hacerlo con el “malo”, pero ya sabéis, así es Natahan. Ni que mencionar la estrella que le acompaña desde el primer juego, esa que dicta que cualquier cosa que toque debe derrumbarse a sus pies, marca habitual de la casa.

nathan-drake-s-journey-through-e3-will-uncharted-4-change-the-future-of-playstation-forev-463292

En definitiva, un juego maravilloso. No penséis que se me olvida el apartado multijugador, pero es que tampoco he tenido necesidad de jugarlo, me he quedado muy satisfecho con la historia. Sí que lo probé durante los primeros días y no está nada mal, entretenido y de lo más intenso. Pero no es más que la condensación del espíritu de combate en una consecución de escaramuzas en diferentes escenarios, así que se me queda corto, necesito narrativa en Uncharted, aún con todo habrá muchísima gente que lo encuentra de lo más interesante y le dedica sus buenas horas. Yo, personalmente, no lo necesito.

Me gusta como lo han hecho todo, me gusta el punto y final que se le pone a las aventuras de Nathan, la presentación de su hija como digna sucesora y me gusta que a pesar de cerrar la puerta a nuevas entregas del juego dejan una rendija de esperanza para una sucesión a través de la nueva miembro de la familia.

¿Habéis podido probarlo? si no es así ¿os gustaría hacerlo? Me encantaría escuchar vuestra opinión sobre cualquiera de los aspectos del juego que hemos revisado en este análisis, si estáis de acuerdo con ellos y lo que os ha parecido el juego. Sin lugar a dudas lo recomiendo.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!

PD: los amantes de la saga podéis regocijaros con la incontable cantidad de referencias a los previos títulos. Es para chuparse los dedos.