Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola, vecinos del mundo! El artículo que os traigo hoy tiene como protagonista a uno de los juegos que ha salido de la última edición de la Global Game Jam, celebrada a finales del pasado mes de enero. Como viene siendo habitual en este tipo de eventos, la organización dio un tema con el que los equipos podían ponerse a trabajar de inmediato: en esta ocasión, la temática elegida fue “ritual”. Y el juego que os traigo hoy llega directo desde una de las sedes españolas participantes. En concreto, la MálagaJam.

Tom Tom Buffalo es el juego con el que el programador Alberto Sánchez, el artista 2D y compositor Jesús Blanquet (también conocido como Morgan White) y el también programador y game designer Pablo Boza no solo han participado en este evento mundial, sino que se han hecho además con la tercera posición en la clasificación de la jam y con el premio al mejor apartado visual.

tomtombuffalo equipo

En Tom Tom Buffalo nos adentramos en una tribu que, en su búsqueda de la lluvia, lanzan sus plegarias a las estrellas a través de un ritual alrededor del fuego, con bailes, tambores y cánticos. El problema es que la tribu no puede pedir la lluvia a las estrellas sin nuestra ayuda: tenemos que tocar los tambores para que ellos puedan continuar con su ritual de danza. Y aquí es donde entra la diversión del juego: tocaremos los tambores a través de diferentes teclas asignadas a cada uno de ellos. Nuestra misión es pulsar la tecla cuando corresponda, en el orden que nos indiquen.

Con un manejo sencillo y muy intuitivo, Tom Tom Buffalo consigue entretenernos con sus combinaciones de teclas: justo cuando le coges el truco a una combinación, ésta cambia. Y no solo eso, sino que a medida que vayamos avanzando en el ritual y se vayan formando diferentes dibujos en las estrellas, la dificultad (y por tanto, la diversión) ascenderán: letras desordenadas, algunas ocultas, combinaciones que cambian repentinamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es decir, que no solo entrenas tu destreza con el teclado, sino que también practicas la memoria con un estilo parecido al clásico Simon Says. Lo cierto es que he pasado un buen rato ayudando a la tribu india a convocar a los dioses del agua, pero si tuviese que sacar alguna pega a Tom Tom Buffalo sería el hecho de que, cuando te equivocas y pulsas las teclas que no corresponden, aparentemente no sucede nada: quizá un sistema de vidas añadiría un reto a los jugadores. En cualquier caso, os animo a probar esta pequeña joya, ya no solo por mejorar vuestra memoria, sino también por la buena combinación de diseño agradable a la par que sencillo.

Podéis probar la propuesta desde este enlace o descargarlo desde su página de la jam. No dudéis en contarnos qué os parece, ¿qué es lo que más os gusta? ¿Creéis que se ajusta a la temática propuesta? ¿Habéis conseguido traer la lluvia a la simpática tribu?

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!