Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Eslabón perdido There is no game -- El juego que no es juego

¡Hola, vecinos del mundo! El eslabón perdido que os traigo para esta tarde de viernes es diferente. Y no solo me refiero a que sea diferente a otros eslabones que se hayan podido dejar caer por aquí: es diferente a la dinámica general a la que estamos acostumbrados. Y es que nunca un título había sido tan explícito: There is no game, no hay juego. Literalmente.

Eso de que lo que estamos a punto de probar no es un juego se lo toman totalmente en serio. Al principio, en una brevísima pantalla de carga que quizá esté ahí simplemente para hacer más hincapié en el hecho de que no es un juego, nos advierten de que lo que viene a continuación está “not loading”. Que probablemente no esté desarrollado por Kamizoto. Y tampoco, claro está, parece haber sido hecho con Construct 2. Todo parece apuntar a que este no-juego es simplemente una obra de algún troll aburrido, pero ya en la pantalla de título empiezan a utilizar psicología inversa con nosotros: una voz áspera que bien podría ser la de Jon Snow con catarro se dirige a los usuarios para repetirnos (¡como si nos hiciera falta!) que no hay un juego… Y que sería mejor que invirtiéramos nuestro tiempo en salir a la calle, ver la televisión o leer un buen libro. Porque esto no es un juego… ¿O sí?

foto1


¿CÓMO LO DESCUBRÍ?

Echándole un ojo a Minijuegos me topé con esta peculiar propuesta. Tenía el nombre menos conveniente para estar en una página de videojuegos, y el avatar que le ponía cara representaba una cabra. ¿Esto no es un juego y además implica cabras? Tenía que probarlo. Ya os digo, la psicología inversa suele funcionar bastante, al menos conmigo. Así que, ¡no sigáis leyendo!


¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL?

Que nos niega algo que hemos ido a buscar explícitamente. Aquí no hay un juego. Esto no es un juego. No hay nada que hacer aquí. Esas frases se repiten constantemente una vez que la voz resfriada nos sugiere que usemos nuestro tiempo para practicar cualquier otra actividad, pero que insista tanto es sospechoso. Es como si nos estuviese invitando a investigar por qué no hay un juego: he aquí la psicología inversa de nuevo.

El caso es que la mayoría de nosotros no nos conformaremos con la voz que nos dice que no hay un juego. Hemos ido buscando uno y lo vamos a encontrar, así que el 90% de los usuarios se pondrán a hacer clicks desesperadamente por todos los rincones de la pantalla. Y sí, esto dará su resultado: poco a poco vamos rompiendo la pantalla de título para dar lugar a una sucesión de escenas surrealistas. No quiero destrozaros la sorpresa de jugar por primera vez, pero os dejo una prueba de que no debéis fiaros de lo que os diga esa extraña voz

foto2

El aspecto más llamativo de There is no game es, sin duda, el nivel de interacción que alcanza con el jugador. No se trata simplemente de dejarnos llevar (o hacer caso omiso) a lo que nos diga la voz, sino que en ocasiones el usuario tiene que pensar de otra forma. ¿Pierdes la pelota en la partida que veis en la imagen anterior? No hay problema, aunque el propio juego nos diga lo contrario. No hay problema siempre que sepamos cómo utilizar los recursos de los que disponemos. Hay que echarle imaginación y lógica. Es un juego (perdón: no-juego) corto, pero divertido: os hará pasar un buen rato con su voz empeñada en negar la realidad, la cabra y la sucesión de acontecimientos que desencadena.


¿DÓNDE ENCONTRARLO?

En Minijuegos, como era de esperar. No me ha dado ningún problema al jugar, así que si llegado cierto punto tenéis algún que otro glitch pululando por la pantalla… Bien, no es cosa vuestra. Es cosa del no-juego.

foto3

Si habéis probado este no-juego contadnos qué os ha parecido, ¿habéis logrado averiguar quién se esconde detrás de la voz? ¿Ha funcionado también con vosotros la psicología inversa?

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!