Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Noticias The Purring Quest -- A partir del 12 de noviembre en Steam

¡Hola, vecinos del mundo! No es la primera vez que me paso por la página para dar alguna que otra noticia sobre el adorado juego gatuno The Purring Quest, que ya recibió la luz verde de Greenlight hace casi un año para que su lanzamiento se produjese en la plataforma de Steam. La buena noticia es que el momento de que nuestros amigos felinos se paseen por nuestros ordenadores por fin ha llegado: a partir del próximo 12 de noviembre el juego estará disponible para todos nosotros, amantes de lo felino y de los juegos sobre felinos.

En The Purring Quest nos ponemos en la piel de Kimchi, un simpático y adorable gato de pelaje anaranjado y blanco, que viajará a lo largo del mundo que los chicos de Valhalla Cats han creado para él. En su aventura de plataformas no estará solo, pues se irá encontrando con diferentes gatos que, por una cosa o por otra, se han hecho famosos en Internet: ¿os suena Oskar, el gatito ciego que se hizo famoso por la alegría con la que se toma la vida? O Henri, que reflexiona sobre la vida y la existencia en francés. Lo interesante de The Purring Quest, aparte de lo obvio (¡gatos! ¡gatos en videojuegos! ¡ser un gato en un videojuego!), es que una parte de los beneficios que obtenga Valhalla Cats irán destinados a asociaciones de animales y protectoras. Es decir, que mientras disfrutamos siendo un gato, atusándonos el pelaje o escondiéndonos para atacar, estaremos contribuyendo a una buena causa.

foto1

The Purring Quest no solo es un entretenimiento a la par que una forma de ayudar a los animales, sino que también tiene su parte de homenaje e incluso de aprendizaje y denuncia social, a través de graffitis extendidos por el juego. El homenaje, por ejemplo, es para los gatitos que hay en las jaulas y a los que nosotros tendremos que liberar: son los ganadores de un concurso celebrado por Valhalla Cats que permitiría a algunos felinos aparecer en el juego. Pues bien, todos los ganadores son gatitos con necesidades especiales: por un lado está Snicker, que no tiene ojos y es ciego como el famoso Oskar; Daisy y Abb solo tienen un ojo; Tonks, que falleció durante el verano de 2014, era sordo; y Sheldon tiene síndrome de Manx (una mutación de la espina dorsal que les acorta la cola). Otra gatita homenajeada es Mimi, que murió por una negligencia veterinaria y que tiene una tumba muy especial en el cementerio del juego. Y hablando del cementerio, ¿estará Tika, cofundadora de Valhalla Cats, escondida en un arbusto? Tendréis que averiguarlo.

¿Y el tema de los graffitis? Os recomiendo que cuando paséis por el barrio gótico echéis una ojeada a la pintada que indica cómo acariciar a un gato. Es posible que os ahorre algún que otro arañazo. Y siguiendo con las pintadas llegamos a la denuncia social: Valhalla Cats está en contra de la desungulación, una práctica que consiste en amputar las uñas de los gatos, algo muy doloroso para ellos a la vez que perjudicial: los mininos se apoyan en la punta de sus patas para caminar, por lo que tras esta operación tienen que aprender a andar de nuevo. Valhalla Cats ha querido concienciar a sus jugadores de los tremendos perjuicios que causa esta práctica y por ello han esparcido pintadas en contra, y se han encargado de dejar también un cartel de Paw Project, un documental sobre esta cruel operación.

The Purring Quest está lleno de guiños y curiosidades, pero no os voy a desvelar ninguna, ¡tendréis que jugar! Apuntad el 12 de noviembre en vuestro calendario como el día del gato gamer y recordad que, al comprar el juego, no solo estaréis adquiriendo horas de aventuras felinas, sino que también estaréis contribuyendo a una buena causa. ¿Tenéis ganas de poneros en la piel de Kimchi? ¿Seréis capaces de identificar a todos los gatos famosos de Internet que aparecen? ¿Tenéis gatos?

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!