Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Stomp Time -- Destruye toda una ciudad -- #LD34

Hola, muy buenas a todos, hoy quiero empezar el día de mi cumpleaños siendo yo el que os hace el regalo, quiero olvidarme de que me hago más viejo para traeros otra de las pequeñas creaciones que vieron la luz durante la edición número 34 de la Ludum Dare. En esta jam salieron dos temas que podían ser utilizados en conjunto o de forma individual, aunque los más creativos que supieron adaptarse a ambas han recibido mejores puntuaciones. Esos temas fueron ‘growing’ y ‘two button controls’.

El creador que hoy protagoniza nuestro entretenimiento es Maciek ‘NecroMac‘ Golec, un desarrollador independiente proveniente de Polonia, con muchas ganas de crear algo divertido en esta, su primera participación en una Ludum. Su participación ha sido en solitario, salvo que cogiendo música de archivo para dotar de cierta ‘caña’ al juego del que paso a hablaros sin dilación.

49970-shot1-1450138725.jpg-eq-900-500

En Stomp Time jugamos como un monstruo de épicas proporciones que puede encogerse o agrandarse a su antojo, según requiera la situación con tan sólo hacer uso de dos botones. Hacernos pequeños nos servirá para eludir grandes amenazas como los enormes misiles balísticos que encontraremos en nuestro camino de destrucción, mientras que hacernos grandes nos permitirá sobrepasar sin pestañear sobre las trampas más pequeñas.

La clave para una gran destrucción es la de permanecer en nuestro máximo tamaño todo el tiempo que nos sea posible, ya que es en la forma en la que causaremos una mayor destrucción sobre la ciudad. Al crecer ocuparemos todo el tamaño de los edificios y nuestra puntuación será máxima. El juego nos recibe con una interfaz sencilla y unos gráficos 3D isométricos que irán meciéndose al son de la música, cosa que hace muy inmersiva la experiencia.

La satisfacción que produce la destrucción de los edificios es inconmensurable, algo tremendamente bien logrado y que consigue darte en la tecla esa que te dice de conseguir más y más puntuación. Esto, sumado a una música bien marchosa consigue que te metas en el juego y pases un largo y distendido rato de destrucción. Los controles están bien implementados y son tremendamente sencillos, cosa que hace de esta una experiencia de lo más arcade.

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? Este juego ha sido calificado como la mejor adaptación de la temática, la verdad es que no me extraña, la fluidez del control y la constante necesidad de cambiar nuestro tamaño demuestran una buena implementación de ambas en las mecánicas de juego. Si queréis probarlo podéis hacerlo desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!