Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Review JPC Saw the Slime

¡Hola, vecinos del mundo! Me reengancho a la sección de los entretenidos #JPC para presentaros un juego que, precisamente, me ha mantenido enganchada en mis ratos de autobús, de tren e incluso de esperar a que se encienda el ordenador. Los creadores de Saw the Slime son los chicos de Grizzly Works, uno de cuyos miembros no es otro que Kaky, quien ha pasado por la página en más de una ocasión por sus mapas de aventuras para Minecraft. En esta ocasión, se lanza a la aventura de los dispositivos móviles con este juego en el que nos ponemos en la piel de un viscoso slime.


¿DE QUÉ VA?

Saw the Slime es, ante todo, un juego de plataformas. Controlaremos a un slime, una criatura rescatada del imaginario de Minecraft, en su aventura a través de una especie de almacén abandonado repleto de sierras. Como era de esperar, nuestra misión es llegar lo más lejos posible esquivando estas mortales herramientas, que acabarán con nuestro bonito y gelatinoso slime al menor roce. Y no os penséis que es fácil, porque después de más de cincuenta partidas, mi récord aún está en el nivel cinco…

En cualquier caso, para mayor comodidad del usuario, podemos elegir entre dos formas de control: por un lado, tres zonas tap; por otro, deslizar y doble tap. Ambas opciones tienen un tutorial que nos ayuda a entender cómo es la mecánica de cada una de ellas. He probado ambas posibilidades y mi conclusión es que, aunque tres zonas tap es más sencillo porque solo hay que pulsar donde queramos que se ponga nuestro slime, al cambiar de piso no me ha funcionado del todo bien y al final la sierra ha acabado alcanzándome. Por otro lado, deslizar y doble tap puede resultar algo más complicado, especialmente por el doble tap, pero al final me ha resultado la opción más cómoda porque en seguida he asociado que la doble pulsación era necesaria para cambiar de piso.


¿QUÉ TIENE?

Es un reto, y como en todo reto, intentamos superarnos a nosotros mismos. En Saw the Slime especialmente, ya que en las primeras partidas no he hecho más que morir por debajo del nivel dos. Lo cual, dicho sea de paso, es un poco triste… pero solo hasta que le coges el truco. Una vez que calculamos tiempos y distancias, comenzamos a llegar más arriba con nuestro bicho viscoso.

foto1

En cada partida que juguemos iremos ganando monedas, que después podremos usar para comprarnos skins de diferentes colores para nuestro personaje. Me gustaría poder decir que me he comprado alguna, pero la verdad es que no soy lo suficientemente buena y aún no he logrado reunir monedas ni para la skin más barata.

Con el fin de evitar la monotonía de pasar entre sierras, el juego cuenta con una serie de logros que harán la experiencia más entretenida. Los hay que nos retan a llegar a cierto nivel sin volver al piso de abajo ni una sola vez, esquivar una sierra por los pelos diez veces en una sola partida (un logro muy temerario), esquivar cierto número de sierras en todas las partidas, llegar a un nivel determinado o aguantar unos cuantos minutos en una sola partida.


¿POR QUÉ ES UN #JPC?

Las partidas son cortas, incluso aunque aguantes muchos niveles, y como el objetivo es sencillo y no requiere de una mecánica compleja ni de ningún tipo de estrategia, Saw the Slime se convierte en un juego perfecto para echar unas partidas mientras esperamos el tren, el autobús o visitamos a don Roca. Algo que sí echo en falta es una mejora de la jugabilidad, porque en ocasiones se ralentiza o detecta mi movimiento más tarde, lo que conlleva un final infeliz en la sierra más próxima.

Podéis encontrar el juego gratuitamente en Google Play, aunque muy pronto podréis disfrutarlo también aquellos que tengáis iOS. Y a vosotros, ¿qué os parece Saw the Slime? ¿Creéis que es un buen JPC?

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!