Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola, vecinos del mundo! Soy Sonia RCaste y hoy vengo a hablaros de uno de los juegos que participan en Ludum Dare, el evento que os presentamos hace poco en nuestra nueva sección. Para refrescaros la memoria os diré que la temática del evento en esta ocasión es “Entire game on one screen”, o lo que es lo mismo, un juego en una sola pantalla. Pero no pantalla entendida como nivel, si no pantalla entendida como un recinto cerrado donde se sucede el juego. Como si lo viésemos con una cámara fija.

La propuesta que os traigo en esta ocasión en nuestra semana temática viene de la mano de Rodaja, un pequeño estudio independiente de Málaga que participa por tercera vez en Ludum Dare. Para ediciones anteriores ya presentaron otros trabajos como Bajo la superficie y Te y De. Mientras que en el primero de ellos tienes que fumigar cucarachas gigantes a la vez que buscas las piezas de tu tuneladora, en Te y De tendrás que ayudar a dos graciosos esquimales a llevar el tapón a lo alto del volcán antes de que éste estornude. Con estos antecedentes tan llamativos, pasemos a la propuesta que nos traen para la nueva edición de Ludum Dare: Platform 31 .

El juego se desarrolla, como no podía ser de otra forma sabiendo el nombre, en una estación de tren. Los protagonistas que ocuparán este escenario de juego son un par de robots controlados por dos jugadores. Y eso es lo que más me ha gustado de las características de Platform 31: hay que jugarlo de dos en dos, uno al lado del otro dándonos codazos y tratando de que nuestro compañero pierda… Como iba diciendo, los protagonistas son dos robots que se disparan el uno al otro. Así que el objetivo es sencillo: acabar con tu oponente antes de que él acabe contigo. La ventaja de tener peleas robóticas en una estación de tren es que de vez en cuando pasarán trenes que dejarán a su paso un cargamento de poderosas armas, entre las que podemos encontrar pistolas de tres rayos. Mortal para cualquier robot.

La forma en la que Rodaja se ha acercado al tema de esta edición de Ludum Dare es sencilla y atrayente: un shooter multijugador. Partidas divertidas acompañadas de unos controles fáciles y un sonido futurista que os harán jugar más de una vez. Lo único que echo de menos es un modo jugador contra CPU para esos momentos en los que no tengamos a nadie a mano para echar unas partidas. Podéis probar el juego aquí y darle un voto si os gusta.

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!