Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Review Nuclear Throne -- El salvaje post-apocalipsis

Hola, muy buenas a todos, para poner la guinda en el pastel de este domingo, a fin de darle conclusión al día de hoy he decidido traeros un juego con el que llevo un tiempo divirtiéndome mientras estaba en Early Acces y aún más desde que ayer tuvo el lanzamiento oficial. Un juego perfecto para entreteneros a lo largo de este puente (los que puedan disfrutar de él) o para aprovechar esos ratos libres sin nada que hacer delante del ordenador.

Nuestro protagonista de hoy es Nuclear Throne, el nuevo juego de Vlambeer. El estudio del reconocido Rami Ismail está especializado en conseguir que pegues la cara a la pantalla y no la quites en días, un estudio capaz de tenerte disfrutando y jugando más allá de lo socialmente saludable. Un estudio que, desde una perspectiva personal, convierte en oro todo lo que toca; pero no por el aspecto económico, más bien porque todos los juegos que tengo de ellos son pura adrenalina, diversión a raudales y un arte sublime. Para introducir a nuestro protagonista de hoy os dejo con su trailer de lanzamiento:

HISTORIA/TRAMA:

Nuclear Throne es un juego roguelike ambientado en un mundo post apocalíptico, de vista cenital cuyo componente principal es la acción frenética, disparos a raudales recorrerán tu pantalla. Lucharemos para abrirnos un camino a través de las desoladas tierras haciendo uso de un completo arsenal de armamento pesado, mientras recolectamos radiación para mutar, consiguiendo así nuevas habilidades y características.

Estas y otras muchas cosas podremos hacer si somos lo suficientemente buenos en el juego, ¿seremos capaces de alcanzar el trono nuclear? Una pregunta que sólo podéis responder con vuestra destreza, práctica y habilidad al gatillo.

header

Características

  • 12 personajes jugables con habilidades únicas que les darán ventajas en combate, activas y pasivas.
  • 7 mundos jugables principales con numerosos secretos esperando ser descubiertos: bastos desiertos, ciudades gélidas y laboratorios subterráneos.
  • Cerca de 30 formas de mutar a tu personaje, creando miles de combinaciones y estrategias de juego diferentes.
  • Más de 80 armas que abarcan desde la clásica ametralladora de asalto y la escopeta, hasta el destornillador y el cañón de iones.
  • Actualizaciones semanales, para que cada poco tiempo tengas algo nuevo que probar.
  • Más de 15 canciones por el músico de LUFTRAUSERS: Jukio Kallio, también con canciones y letras de Doseone & Eirik ‘Phlogiston’ Suhrke.

VEREDICTO:

Toda la historia y lore del juego es una simple excusa del desarrollador para llevar a cabo un juego divertido, plagado de acción y capaz de retar nuestras capacidades. Cosa que consigue con creces. Un juego al que decir que sólo dedicas una horita es mentir cual bellaco, ya que tiene un componente adictivo que te hace querer siempre jugar una partida más, intentar ir un poco más lejos, avanzar hasta estar un solo paso más cerca del Nuclear Throne.

Jugabilidad: el título es pura jugabilidad, controles realmente fluidos y un frenetismo constante. No hay descanso para los mutantes en busca de coronarse. Los escenarios son exquisitos y al estar creados de forma procedural ofrecen una experiencia completamente diferente cada vez que juegas, suponiendo un reto desde el primer segundo de juego. Me encanta cómo son diferentes las habilidades de cada personaje, de forma que hay que adaptar una forma diferente de llevar a cabo con éxito cada uno de los enfrentamientos.

screen_5

Adrenalina a borbotones, pulsaciones de teclado aceleradas y ese algo que hace que estés constantemente pasándolo en grande, disfrutando de lo que estás jugando. Las muertes no son injustas e irracionales, si mueres es porque algo has hecho mal, cosa que te lleva a seguir intentándolo, una partida tras otra. Uno de esos juegos que pasan a formar parte de tu dieta diaria.

Gráficos: simple y sencillamente sublime, un pixelart exquisito que he disfrutado desde el primer momento, detallados personajes y muy elaborados escenarios. Poco más puedo decir, me encanta… fan incondicional del arte de este juego.

Sonido: muy bueno, los efectos de sonido están logradísimos y perfectamente en su sitio, diseñados para meternos en la acción de cabeza y sin respiro. Una música muy cañera que te ayudará a mantener el ritmo de la acción, lo cual se agradece y se disfruta enormemente. Viniendo del mismo creador que la música de Luftrausers… nada más que añadir señoría. Una experiencia sensacional.

En resumen, y a modo de conclusión, jugadlo ya. No puedo recomendarlo suficientemente fuerte. Desde que lo tengo lo juego a diario, una run tras otra intento superarme a mi mismo y llegar más y más lejos. Una experiencia del todo exquisita, divertido a rabiar y muy recomendado, uno de esos juegos que uno no se arrepiente de tener.

¿Habéis podido probarlo? si no es así ¿os gustaría hacerlo? Me encantaría escuchar vuestra opinión sobre cualquiera de los aspectos del juego que hemos revisado en este análisis, si estáis de acuerdo con ellos y lo que os ha parecido el juego. Para los interesados, deciros que lo tenéis en Steam disponible, así que no perdáis más tiempo y haceros con esta maravilla de juego que os tendrá enganchados, partida tras partida hasta alcanzar el trono nuclear y más allá.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!