Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Lethaly Cute -- La muerte es adorable -- #LD33 #PintxoLDJam

Hola, muy buenas a todos, hoy comenzamos el día con una nueva pieza de entretenimiento para   #LaHoraIndie, un juego dado a luz durante las 72 hora de una game jam, más concretamente de la pasada edición número 33 de la Ludum Dare que tuvo lugar en Agosto. Esa edición tuvo sede física en San Sebastian, organizada por la Pintxo Developer y dónde se dieron cita multitud de desarrolladores para crear y tener una experiencia colectiva a la hora de crear videojuegos de forma cronometrada, ésta y otras muchas cosas más podéis leer en este artículo en el que detallamos lo que en esa sede pudo vivirse.

Para este título contamos con un gran equipo humano, que es el compuesto por David Gracia Vazquez y Alberto Méndez García como responsables de la programación, Andrea Conde Alaminos y Ainhoa Rueda Juarez las artistas que dan vida a este adorable mundo y sus criaturas, Mara Gilbert es la mente tras la historia y la paciencia tras cada test del juego, por último está Borja Mateos Motiño que ha creado la música que cierra este redondo proyecto.

Lethaly Cute crew

En Lethally Cute nuestro cometido es el de crear a pequeños y adorables monstruos, suficientemente monos como para atraer a los niños y con la letalidad suficiente como para devorarlos. Los gustos de cada niño marcarán los aspectos con los que atraerlos y las cosas que no les gustan nos darán las pistas para la letalidad de cada infante, con esta combinación tendremos que saber mezclar ambas características si queremos vencer.

El juego cuenta con un elaborado sistema de diseño de monstruos que es realmente sencillo de utilizar, simplemente tendremos que desplazar las flechas a un lado u otro hasta que estemos satisfechos con el resultado, momento en el que apretaremos el botón rojo indicando que estamos listos. Si la adorabilidad es suficiente, el niño tendrá un corazón a modo de indicador de que le atraemos, su nuestra letalidad es la adecuada simplemente nos comeremos al niño. Si esta característica no es suficiente sólo mutilaremos al niño, sin llegar a comérnoslo, por otro lado, si no somos suficientemente adorables el niño se apartará de nuestro lado, impidiéndonos devorarlo.

Un juego divertido y desafiante, el constructor de monstruos es una auténtica currada y está muy pulido, además cuenta con una estética ideal para dejarnos ver esa adorabilidad de los monstruitos que iremos creando, aunque las mutilaciones no sean tan monas como nuestro bichín. Digamos que cada nivel nos plantea un reto diferente, con los gustos de los niños tendremos que adaptarnos y encontrar el equilibrio a ojo de buen cubero. La adorabilidad de este título es sublime.

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? La adaptación al tema es la adecuada, se hace un juego muy divertido de jugar y seguro que encontráis la forma de encontrar a vuestro monstruo favorito, da para crear todo un catálogo de peluches y creo que es un gran concepto de juego que podría dar pie a ser expandido a una experiencia mayor. Por ahora me limito a invitaros a probarlo, cosa que podéis hacer desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!