Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Primero fue el movimiento sufragista. Luego vino la revolución sexual, los derechos reproductivos y el endurecimiento de las leyes contra la violación y la violencia sexual. También hemos visto ganancias en igualdad de género respecto a los derechos laborales, la remuneración salarial y una mejor representación en política.

Últimamente la lucha por los derechos de la mujer se ha trasladado a un nuevo campo de batalla, una donde los conflictos se resuelven normalmente con espadas, cañones láser y AK-47. Estoy hablando de la industria del videojuego. Un efecto secundario de la cultura geek generalizada es que hay una mayor aceptación de las mujeres en dicha industria. Hoy más que nunca hay una mayor cantidad de mujeres jugando. Un estudio realizado por la Asociación de Software de Entretenimiento de Estados Unidos (2013) dice que el 45% de todos los jugadores son mujeres (personalmente me parece una cifra un poco alta).

Sin embargo siguen existiendo preocupaciones, no sólo por las actitudes misóginas de los programadores, sino también por las reacciones de algunos hombres que no soportan a las mujeres en una partida. Que haya más chicas jugando no quiere decir que estén del todo contentos cuando coinciden en juegos como The Last of Us, Metro: Last Light y Metal Gear Rising: Revengeance.

Bienvenido al mundo del “Sexismo digital”

A pesar de los avances, la industria está dominada por los desarrolladores de juegos. Eso significa que las creaciones a menudo reflejan los estilos de juego y los gustos de los hombres. También significa que en juegos de rol y de disparos que impliquen la manipulación de un avatar humano se tienda al exceso de protagonistas machistas. Algunos desarrolladores de juegos dicen, a quemarropa, sin cortarse, “no se puede tener un personaje femenino en los videojuegos”.

Si un juego incluye a una protagonista, su interpretación es a menudo estereotipada. De la misma manera que los avatares masculinos generalmente se parecen a los culturistas, superhombres con esteroides, los avatares femeninos son normalmente curvilíneos y están ligeros de ropa, de un modo poco realista. ¿Una guerrera élfica que va a pelear con un troll en sujetador de malla y taparrabos? Buena suerte con eso.

Como dice Anita Sarkeesian, en su charla TED sobre el acoso online y los Cyber Mobs:

No es ningún secreto que la industria de los videojuegos cuenta con algunos de los retratos más cosificados y estereotipados, francamente opresivos, de la mujer que en otro soporte.

Las opciones que tenemos son en gran parte las generadas por un programador, y un mundo de fantasía, el realismo no importa. Pero estas cuestiones son importantes para las gamers, tanto para las casuales como las más hardcore. Muchas de ellas se encuentran con abusos verbales que pueden ser muy crudos y deplorables. TheIneffableSwede comentó una anécdota sobre su experiencia en MMORPG (videojuegos de rol multijugador masivos en línea):

“Cada vez que ganó a mis oponentes (lo que suelo hacer), algunos jugadores me amenazan con la violación, la mutilación incluso el asesinato (la violación es de de lejos la amenaza más frecuente). Así que informé a los administradores del juego y me respondieron:

1 . Es su culpa por elegir un nombre de usuario que refleja su género. Debe cambiar su nombre a algo que sea de género neutro .

2 . Si está preocupada acerca de esto, comunicaselo a la policía”.

Todo esto me hace pensar que los hombres temen a que las mujeres invadan su territorio digital. ‘Gaming’ ha sido tradicionalmente un club para chicos en el que las chicas no están permitidas. Para algunos hombres, los videojuegos son como un reino en el que pueden actuar como unos brutos misóginos sin sufrir ninguna consecuencia. El anonimato que proporciona Internet -los jugadores no suelen saber las identidades reales de cada uno- proporciona un escudo conveniente detrás de la cual este sexismo cobarde puede prosperar. Irónicamente, se podría pensar que el mundo de los videojuegos es el rendimiento, no el género, lo que importa. Pero el sexismo en el mundo real (y el racismo) sangra dentro lugares imaginarios.

Afortunadamente, hay esperanza. Que el número de jugadoras este aumentando significa que el vasto paisaje de píxeles está cambiando y que la industria tendrá que adaptarse. Por otra parte, se están viendo nacimientos de protagonistas femeninas en los videojuegos: “personajes femeninos kick-ass”. También campañas que promueven chicas geeks, por ejemplo: The Doubleclicks, una banda que combate el absurdo de que un cromosoma X extra hace que las chicas sean de segunda clase: frikis empollonas.

Al igual que en otros ámbitos de la vida, las cuestiones de género en los juegos en un tiempo no significarán nada. Los tiempos cambian, no sólo en el planeta tierra, sino también en otros cargados de imaginación, algunos con futuros post-apocalípticos distantes.

Fuente: Ethan Gilsdorf 

  • Sabes que siempre que te pones tan radical voy a saltar =D

    Todo el post va enfocado a los juegos AAA, osea, la grandes producciones. Pues bueno, en ese mercado, podría darte parcialmente la razón puesto que van buscando satisfacer al mayor nicho de consumidores, jugadores varones de Windows o consolas.

    Y es especial me duele el comentario de “actitudes misóginas de los programadores”, puesto que en las empresas de juegos AAA, los programadores son solamente unos mandados que cumplen su jornada laboral picando código como máquinas, de nada tienen culpa estos chicos.

    Conozco y sigo a varias gamers, puesto que tienen el mismo o más nivel que cualquier otro jugador profesional, simplemente no discrimino por sexo, sino por destreza, que por lo general suelen tener estrategias innovadoras a sus competidores varones. Me parece algo feo que se tome como norma general el que el mundo gamer es machista. Yo no estoy del todo de acuerdo puesto que gente con mal perder hay a patadas, y me insultan tanto a mi como varón como se lo hacen a compañeras mías gamers.

    Bueno, con mi comentario quiero hacer ver, que todo esto lleva tiempo evolucionando a un mercado mas neutral gracias a los juegos Indie. Juegos que no buscan lucrarse por encima de todo (solamente es un efecto colateral) sino contar una historia o transmitir un enfoque personal. Juegos que se asemejan más a libros o a películas interactivas que a los juegos AAA que comentaba antes.

    En esta clase de juegos podemos ver que salimos del estereotipo de elfa-orco, para entrar en otras fantasías más sanas. Por nombrar algunos ejemplos sonados Super Meat Boy, FEZ, Limbo… Juegos que perfectamente puede jugar cualquier sexo puesto que no van con un prejuicio como base.

    Resumiendo, sí, puede, según se mire hay sexismo, pero al mismo nivel que en el resto de la sociedad supongo. El mundo gamer solo es parte de esa sociedad, pero en lugar de criticar lo malo, optaría por incentivar lo bueno.

    Aquí en Geeky Juegos nuestro staff nos trae a diario fantasticos juegos Indie, los cuales en su mayoría son sexistless.

    • De acuerdo en prácticamente todo, la verdad es que el mundo de los videojuegos está prácticamente neutro, pero eso depende del rango de juegos por el que te muevas. He tenido la desgracia de ver cómo se comían viva a una amiga jugando al Fifa o al CoD, hasta el punto de terminar dejando de jugar a esos juegos (por mucho que le gustaban) sólo por la gran cantidad de BARBARIDADES que tenía que aguantar. Pero insisto en lo que tu dices, eso es algo que pasa más en juegos AAA y de una comunidad masiva, como puede ser el LOL (en el que encontramos tanto burradas por tu nivel como por tu sexo).

      Sobre los programadores vale que son unos mandaos. Lo que ya es otra cosa son los diseñadores, que hacen a las mujeres de ciertos juegos más bien desnudas y con volúmenes exagerados. Pero contra eso están los juegos que dejan crear tu personaje y personalizarlo cuanto gustes.

      En resumen, hay diferenciaciones de sexo según te encuentres la comunidad y el juego. A título personal valoro a los videojugadores por cómo juegan e incluso como comentan lo que juegan, ya sean hombres o mujeres. Porque me vas a decir que no nos encanta escuchar la dulce voz de una buena comentarista hablando de lo que está jugando.

      PD: como staff de este nuestro lugar, gracias por esas líneas. Hacemos lo que podemos y trabajamos duro para haceros feliz a todos.

  • Cosas que no me convencen de este tema:

    1. La estadística de “el 45% de jugadores son mujeres” es, como bien sospechas, capciosísima. Ese 45% tiene unos matices que la mayoría de blogs progres nunca destacan:

    El estudio generaliza el porcentaje a todas las plataformas: consolas, móviles, ordenadores, portátiles… sin mencionar que de ese porcentaje de mujeres, más de la mitad está concentrado en juegos para móviles casuales o de navegador de internet: candy crush, farmvilles y demás sucedáneos, mientras que el grueso del porcentaje masculino está más repartido entre todas las plataformas, soportando las ventas de los lanzamientos mensuales.

    Es decir, la inmensa mayoría de “jugadoras” pasan bastante de los videojuegos y jamás lo considerarían un hobby, más allá de entretenerlas mientras echan un zurullo o esperan su turno en el dentista. Sí que existe un porcentaje de mujeres que consideran los videojuegos un hobby propio y en el que se gastan dinero, pero sigue siendo muchísimo más nicho de lo que el porcentaje pretende demostrar.

    2. Sobre los estereotipos femeninos irreales y ofensivos: Dos de los factores que tienen más en cuenta los diseñadores a la hora de crear un videojuego son

    -Qué cojones me apetece diseñar, de corazón.
    -Cuánto va a vender mi diseño.

    Si un diseñador quiere crear a una diosa afrodita feladora de los penes de los jugadores porque cree que es lo que más le apetece, y las ventas acompañan, no me imagino un cuadro en el que el diseñador no decida seguir adelante con su idea.

    Por el contrario, si el diseñador tuviese la certeza de que sustituyendo a ese personaje femenino por otro menos sexualizado el juego: 1)gana enteros y 2) las ventas van acompañar, no tendrá ningún problema en hacerlo así.

    Pero dado que el porcentaje del que hemos hablado no es tal, ponte a esperar.

    3. A Anita Sarkeesian no le gustan los videojuegos. No entiendo por qué es ninguna autoridad en esto.

    Ya sobre lo del bullying online no digo nada. Me parece un mal asunto y no sé qué solución tiene.

    Por cierto, toda mujer que reflexione sobre este asunto debería jugarse Super Metroid. El prota es todo lo que piden, y tiene más de 25 años.

    • Cosas que no me convencen de tu réplica… jajaja

      1.- De acuerdo en cuanto al porcentaje, puede estar falseado por las apps y cosas así, lo que pasa es que yo no llamaría videojuego a nada distinto a algo con teclado y ratón o mando de consola, lo demás son juegos a secas. De hecho, de los de este último grupo hay muchos que están simplemente diseñados para eso, entretener durante los 5 minutos de espera en consulta o para ir al baño.

      2.-Es muy cierto que los diseñadores hacen lo que les da la gana y lo que vende, pero por ejemplo el juego TwoSouls en el que Helen Page es la modelo del personaje podemos decir que no se han ido al estereotipo sexista, más bien a lo que necesitaban para contar la historia, como cada vez se hace más. Diseñan los personajes en unción a la historia que se va a contar, menos estereotipado todo.

      3.-Ni idea de quien es la tal Anita. Sólo apelo al respeto y educación tanto en los videojuegos como fuera de ellos.

      PD: saga Metroid…¡JUEGAZOS!

  • Jose Murcia Belmonte

    Aunque ya nos conocemos las formas de pensar y a pesar de que el hecho de ser un hombre/jugón pueda dar a entender que por ende tengo que quejarme ante este tipo de post de manera negativa, me veo en la obligación moral de dar mi opinión ante, lo que humildemente creo, que es un error que cometen la mayoría de las mujeres/chicas/personas de sexo femenino. Y es algo que yo creo que podría llamarse, exageración.

    Exageración en todos estos temas en los cuales la mujer, por no ocupar un grado de presencia notable (en este caso en el sector del videojuego) tiende a sentirse desplazada e incluso insultada por dichos estereotipos videojueguiles. Antes de que me taches de persona non grata por favor, deja que me explique.

    Como han comentado antes, el sector del videojuego es un sector mayoritariamente masculino hasta el punto de que en mis jugadas online coincido con una mujer al mes (en bando amigo o enemigo) lo cuál es sumamente poco en comparación. Es por esto por lo que los videojuegos AAA suelen estar plagados de iconos puramente masculinos (ya sea la típica bruja ligerita de ropa y con más talla de pecho que Pamela Anderson en sus años mozos como el típico militar mazado con dos coj***** para todo lo que haga falta), lo que importa es vender. Esto es algo muy lógico, así que pongámonos en una situación diferente. Cada vez más hombres se compran cremas para la cara, pero sin embargo en Druni encuentras tres millones de cremas para mujeres diferentes y sólo 100 para los hombres, puesto que aún no es un “mercado objetivo”.

    En cuanto al tema de los insultos… Lamentablemente en este mundo es tan fácil insultar que se pierde la “gracia” de lo que es un insulto (aunque no por ello esté bien hecho). En el ejemplo que nos proponías esa chica era amenazada con violaciones y demás tonterías que un “noob” es capaz de decir. Pues bien, personalmente se suelen cag** en mi madre, quieren que me muera de cancer, que me de un ictus o que mi familia entera sufra de dolor justo antes de morir, y eso lo vivo TODOS los días que juego. Por lo tanto no me vale como una “muestra” de que a las mujeres se las discrimina e insulta cuando realmente, se insulta a todo bicho viviente que decida jugar online.

    Por último y para finalizar, admito que me gusta ver Guerreras Élficas ligeras de ropa y que eso puede llegar a molestar a las mujeres, pero también veo como los mismo diseñadores ponen a los Guerreros hiper mazados, esculturales, sin miedo y dispuestos a morir por un árbol si hiciese falta, cuando eso en la realidad tampoco pasa.

    Entiendo que los problemas los creamos los hombres a lo largo de nuestra historia ninguneando a las mujeres. Entiendo y admito que es un mercado (el de los videojuegos) muy desigual y admito que se insulta y que no está nada bien, pero no puedo seguir viendo como se habla de machismo y discriminación o distorsión de la realidad en lo referente a la mujer cuando es también en el mismo mundo en el que los hombres nos vemos desplazados por los perfectos cachas.

  • Entiendo algunos de vuestros puntos de vistas. Tenía que haber aclarado como dice Miguel que la crítica está destinada a los videojuegos AAA. Me alegro que existan los juegos ‘indies’ ya que rompen ciertos paradigmas y desplazan o crean nuevos ‘gamers’.

    Sin embargo tengo que matizar dos cosas: que algo sea tomado como algo natural porque solo nos basamos en la premisa de que lo importante es vender y que es así como se mueven las cosas en el mundo, es una simple demostración de alienación y si no “que sigan quemando en hogueras a las brujas”. Evolución, por favor. Sé que una crítica como esta no cambiará nada pero por lo menos invita a reflexionar y eso ya es algo. Me alegro que os perturbe/pique y os animéis a comentar.

    Por otra parte, que Anita Sarkeesian no sea una ‘gamer’ (lo cual desconozco y me da absolutamente igual) y se pretenda minusvalorar su argumento por ello me parece una absoluta falacia, ya que puedes perfectamente realizar un ensayo sociológico sobre la cosificación de la mujer en la industria del entretenimiento sin necesariamente ser una ‘gamer’, para eso existe la investigación, criba de datos, estadística, entrevistas, etc, etc, etc.

    • Jose Murcia Belmonte

      Completamente de acuerdo en lo que dices sobre Anita Sarkeesian. De todas formas el punto en el que creo que el argumento pierde un poco de fuerza es en el de “que la escusa sea vender no es razón para tomarlo como natural”.

      Con esto me refiero no a que no tengas razón en cuanto a que aparezcan iconos que propician la compra de productos por parte de un sector masculino (mayoritariamente) sino a que en otros muchos sectores (cosmética, moda, hogar…) donde a la mujer se la tiene como referente a la hora de pensar en productos y no existen grupos de apoyo al hombre ni se habla de feminismo por nuestra parte.

      No quiero que pienses que no hay que quejarse, pues entre todos hemos de conseguir llegar a un punto de igualdad (lo cual es imposible conseguir del todo, pero al menos un punto en el que no haya discriminación), pero realmente pienso y defiendo ciegamente que hablar de machismo y feminismo son un paso atrás en el recorrido de nuestra igualdad, pues cuantas más expresiones creemos para distinguir nuestras formas de ser más distancia habrá entre los dos sexos y esto es, en definitiva, lo que tú pretendes conseguir con este artículo (o al menos eso espero ^^).

      • Jose Murcia Belmonte

        No quiero que se malinterprete mi última frase, pues tal y como está redactada creo que puede induciir a error. Lo que creo que esperas conseguir en una igualdad entre hombres y mujeres, pero creo que al crear apelativos para diferenciar cada punto de nuestras vidas nos separa cada vez más.

  • ¿Por qué considerar la palabra “feminismo” con una connotación negativa? Si queréis entender mi punto de vista, leed http://lacolumnata.es/cultura/caja-de-cerillas/yo-no-quiero-ser-como-barbie Es un artículo que intenta explicar por dónde van los tiros, da igual la industria que sea, hay un problema y hay que arreglarlo. Obviamente siempre con respeto porque al fin de cuentas todos somos seres humanos.

    La igualdad absoluta es imposible, utópica, sí. Pero todavía hay que mejorar, y bastante. Sobre todo fuera de Occidente.

    Y que no me tachen de “¡Exagerada-paranoica-feminazi-perturbada-odiahombres-histérica-bigotuda!”

    • ¡¡¡EHHH!!! ¡de bigotuda nada! ¡Que siempre vas súper mona! ^___^

      Aunque lo de feminazi…….. según si te paso en rockets o no xD

      ¡BUEN ROLLO GENTEEEE!

  • En primer lugar, que el sexismo se dé en los juegos AAA, en las grandes producciones, en los videojuegos más atendidos no es precisamente algo bueno: lo único que demuestra es lo extendido que está el problema. Y que sean así “buscando satisfacer al mayor nicho de consumidores, jugadores varones de Windows o consolas” demuestra otra cosa: que sus responsables, no sólo no están dispuestos a ayudar a solucionarlo, sino que a lo que ayudan es a apuntalarlo. ¿Y acaso es absolutamente imposible ampliar el público objetivo incluyendo a las jugadoras?, ¿acaso no venderían así bastantes más videojuegos?
    Y pobrecitos los programadores, que “son solamente unos mandados que cumplen su jornada laboral picando código como máquinas”, que no tienen voluntad, ni influencia, ni ideas propias ni capacidad de presión como colectivo. Son como los periodistas de Canal 9; unas víctimas a las que les era del todo imposible plantarse, denunciar la situación y exigir cambios… Como los guionistas de Hollywood en 2007 y 2008, cuya huelga no les sirvió de nada… ¿O no fue así? Y supongo que acabar con el sexismo en los videojuegos no lo consideramos lo suficientemente importante como para hacer algo contundente… Porque, como la sociedad es sexista, eso nos sirve de eximente… Y aquí, además, hay una contradicción: si hay sexismo en el mundo de los videojuegos porque la sociedad es sexista, ¿por qué “es algo feo” tomar como norma general que el mundo de los jugadores sea machista? Y sí, sí, a uno también le insultan, pero seguro que no han bromeado o incluso amenazado con violarle.
    Y, claro, no hay que criticar, hay que incentivar lo bueno; porque para incentivar lo bueno no hay que acabar con lo malo, no vayamos a molestar, a mover nuestros culos comodones y, ¡oh!, a conseguir cambiar algo.

    Por otra parte, decir que “el mundo de los videojuegos está prácticamente neutro” es vivir, en realidad, en los mundos de Yupi, tanto en lo que respecta al diseño como en lo que respecta al público objetivo y a la interacción entre los usuarios.
    Además, eso de que “nos encanta escuchar la dulce voz de una buena comentarista hablando de lo que está jugando”, aparte de condescendiente con las mujeres (“fíjate, qué mona; nos está hablando a nosotros, los machos jugadores, de cómo juega…), no refleja interés en lo que pueda decir esa buena comentarista y, desde luego, no sirve para que las mujeres con dos dedos de frente que lo lean se sientan apreciadas y le vean a uno como un hombre considerado.

    Y esto es lo mejor de lo mejor:
    Si las estadísticas de “los blogs progres” (ole y ole) no son ciertas y las mujeres no juegan tanto a videojuegos de consola y ordenador, ¿para qué nos vamos a preocupar por atenderlas, atraerlas a nuestro mercado y, ni mucho menos, paliar el sexismo con ello? Y si no vamos a hacer nada al respecto, ¿para qué vamos a dejar de diseñar videojuegos para mandriles pajilleros si son ellos los que nos están haciendo de oro? Porque, claro, la pasta está por encima en importancia de los valores feministas y la igualdad entre los sexos, y es imposible trabajar para tener las dos cosas…
    En cuanto a que las mujeres jueguen al Super Metroid, sí, claro, eso es lo que la mujeres quieren, y no poder desarrollar su actividad en cualquier videojuego y plataforma sin tener que aguantar estupideces.

    Y luego, la puntilla a lo mejor de lo mejor:
    “Las mujeres exageran cuando no tienen presencia en algún ámbito y comenten un error por quejarse”. Claro, hombre; como cuando no se les permitía entrar en los casinos a jugar la partida; que se vayan a Druni a ponerse sus cremitas, que es lo que realmente les interesa.
    “Se insulta a todo bicho viviente que decida jugar online”. Mal de muchos…
    “Se suelen cagar [ca-gar] en mi madre, quieren que me muera de cáncer, que me dé un ictus o que mi familia entera sufra de dolor justo antes de morir”: malos deseos e insultos que no tienen nada que ver con el sexo de la persona a la que se dirigen, muy al contrario de lo que tienen que aguantar las mujeres de los mismos gilipollas, como las bromas y las amenazas de violación. ¿Vamos pillando la diferencia?
    “No puedo seguir viendo cómo se habla de machismo y discriminación o distorsión de la realidad en lo referente a la mujer”. Después de todo lo dicho, artículo incluido, este comentario se merece un premio, de verdad.
    “Hablar de machismo y feminismo es un paso atrás en el recorrido de nuestra igualdad”. El feminismo es precisamente la defensa de la igualdad. ¿Acaso le tenemos miedo a los conceptos? Pero, claro, si hablar de machismo o de sexismo en el mundo de los videojuegos “es una distorsión de la realidad”, no me extraña nada de nada que les tengamos miedo: tener que reconocer que formamos parte del problema es algo muy jodido.

    • Jose Murcia Belmonte

      Primero y antes de nada, enhorabuena por tu comentario. Se nota que sabes leer… lo que te da la gana. Cuando he dicho “No puedo seguir viendo cómo se habla de machismo y discriminación o distorsión de la realidad en lo referente a la mujer” sino que he ampliado dicha información, NO hablando de que no exista, sino de que los hombres también la sufrimos y nadie ha llorado por ellos. Ni se ven campañas contra los hombres maltratados (que los hay, pero como no son noticia, no suelen aparecer).

      “Y pobrecitos los programadores,[…], que no tienen voluntad, ni influencia, ni ideas propias ni capacidad de presión como colectivo…”. Por favor explícanos ¿en qué momento un programador tiene que pelear en las batallas de los gamers? Deberían ser los/as gamers los que se manifestasen, protestasen e hiciesen que la industria cambiase, no un trabajador que acude religiosamente a su puesto de trabajo tenga que ver con el sector o no. ¿O es que los guionistas protestaban porque la gente decía que sus guiones eran malos o sexistas? Cada uno protesta por lo que le interesa.

      En cuanto al tema de insultos, me parece igual de grave amenazar de violación que amenazar con matar a tu familia, pues ambos no dejan de ser lo mismo. Insultos. Y si por usar ese insulto se discrimina a la mujer, ¿por qué no se considera discriminación llamar a un heterosexual “maricón”? Pero sigo pensando lo mismo. Ambas acciones están igual de mal, aunque por desgracia no tiene una fácil solución.

      Y aunque estamos del mismo lado aquí (pues a mi tampoco me gusta ver a la mujer desplazada socialmente en diversos ámbitos) me parece muy negativa tu forma de escribir, aquí nadie ha arremetido contra nadie.

      Un saludo compañero.

    • Citando textualmente la referencia que haces a uno de mis comentarios: [Además, eso de que “nos encanta escuchar la dulce voz de una buena comentarista hablando de lo que está jugando”, aparte de condescendiente con las mujeres (“fíjate, qué mona; nos está hablando a nosotros, los machos jugadores, de cómo juega…), no refleja interés en lo que pueda decir esa buena comentarista y, desde luego, no sirve para que las mujeres con dos dedos de frente que lo lean se sientan apreciadas y le vean a uno como un hombre considerado]

      Primero de todo decirte que como creador de contenido audiovisual de entretenimiento (comúnmente conocido como YouTuber), se de lo que hablo cuando menciono el comentar un gameplay. Para tu información no se trata de estar tras la pantalla pegando gritos como un/una energumeno/a. Se trata de saber de lo que hablas, tener conocimientos técnicos y tácticos (según el juego), tener un guión y saber llevarlo bien a término. Por otro lado está la forma de contar las cosas, puedes hablar educadamente o no, con respeto o simplemente ser un agujero por el que sale cualquier tipo de improperio. Ahora que sabemos lo que es un “”buen comentarista””, creo que la interpretación que has hecho de mis palabras está como poco sacada de contexto y de sus casillas.

      Entiende que hay gamers ‘macho’ y gamers ‘hembra’, los dos sexos disfrutan de los videojuegos (no malinterpretes lo de macho y hembra como un ataque machista a nada porque simplemente es una simplificación, una reducción a lo absurdo de las diferenciaciones que se están haciendo y creo que son del todo innecesarias) y algunos de ellos/ellas también hacen gameplays, de forma que no es una dulce voz hablando a esta macho ibérico que me he creído que soy. ESTÁS MUY EQUIVOCADO, soy un videojugador y disfruto de un gameplay comentado si está bien hecho y lo que se me cuenta me llama la atención y eso venga de donde venga, ya sea la dulce voz de una joven o la ronca de un padre de familia.

      Con esto sólo quiero decirte que SÍ refleja el interés en lo que pueda decir esa buena comentarista y el LIKE en el video se lo llevará quien consiga llamar la atención y entretener. Ya sea hombre, mujer, homosexual, pansexual o incluso si es un gato que ladra.

      Saludos y menos malinterpretaciones sacadas de lugar. Gracias por tu comentario.

  • Voy a intentar ser breve que esto se nos va de las manos y no hay quien lea 12 comentarios seguidos así.

    1. Si este artículo está referido a los “AAA”, ese dato del 45% es inútil, es mentira. Se descarta. Sigue habiendo un número significativamente más pequeño de mujeres jugadoras que de hombres. Aunque hablar de “AAA” también es un poco escurridizo porque es un término muy poco específico, pero eso para otro artículo.

    2. Alienación? Qué alienación? Los videojuegos son un producto, y por lo general se busca el beneficio con ellos. Si las tetas venden, pues tetas al canto. Nada impide a nadie hacer un producto “sin tetas”, ni existe un complot para hacer boycott a los que lo intentan. El diseñador diseña lo que le sale de las pelotas, ya está. No tiene ninguna obligación moral de representar a todos los grupos demográficos del mundo. Sí, Ellen Page en Beyond es otro ejemplo. Aunque como juego me parece una castaña, pero eso para otro artículo.

    3. Anita Sarkeesian es una persona que se ha metido en los videojuegos a NO HACER VIDEOJUEGOS. Ni comprende ni valora las cosas que critica, y eso la lleva a quejarse y a decir las barbaridades más grandes. No digo que alguna vez no pueda atinar; un reloj roto da la hora bien 2 veces al día, pero vamos.

    Y otra vez, nada impide a nadie hacer el videojuego que quiere. Si os veis infrarrepresentadas, dedicaos al diseño y haced un videojuego a vuestro gusto. De hecho la muy payasa de Anita tiene esto en mente.
    Probablemente será una mierda de juego porque la mujer no tiene ni idea del tema y va a basar el videojuego en el “empowerment of female demographic”, que como base jugable es un concepto bastante estéril.

    Quizás cuando comprenda que un buen videojuego no consiste en eso, usará la pasta que le han regalado para su quickstarter en algo que merezca la pena. Lo dudo, porque se la pela.

  • Quería felicitarte por el post. Estoy muy interesada en el tema de la mujer (sobre todo con papel activo dentro del desarrollo) dentro de los videojuegos y lo cierto es que hay muy poca información. Así que se agradece cualquier aportación que nos lleve a reflexionar. Estoy segura de que mucha más gente lo agradecerá también. Te animo a continuar escribiendo sobre el tema, a pesar de muchos de los comentarios que te puedan hacer, las realidades de desigualdad hay que visibilizarlas, para ir camino de abolirlas, y eso no siempre resultará agradable.

    Un saludo de una gamer y desarrolladora de videojuegos que intenta dejar su granito de arena en los que pasan por su mano.

    • survey

      Tú eres como la autora? nos brindarás protagonistas femeninas obesas, súper dotadas, con fuerza herculea y con másters en ingeniería aeroespacial? Puedes meterte el juego donde buenamente te quepa…

      • Francisco Aranda

        Eres consciente de que con los dos comentarios tan roñosos y completamente fuera de contexto que te has sacado de la manga el que está quedando de acomplejado eres tu? Macho, una cosa es que opines sobre el tema, y otra que llegues a ser ofensivo con quien piensa justo al contrario que tú. Es una auténtica lástima que aún existan gamers con una mentalidad tan pobre como la tuya…

  • survey

    Que artículo más patético, propio de una acomplejada a la que habrán insultado jugando al online. A mi también me insultan los niños rata, y cómo no conocen mi raza y son de mi mismo sexo, pues utilizan insultos genéricos, y por un oído me entra y por otro me sale.

  • Raiin12

    La gente en los videojuegos online puede decir lo que quiera, eso sí, se necesita que se sancionen ofensas de este tipo, ya sea en clave racista, machista o de cualquier tipo. Una persona cuando juega no tiene porque tener que estar sometida a este tipo de comportamientos, aunque esto viene por parte de que las empresas se tomen en serio las reglas de comportamiento ético y apliquen correctamente sanciones. A muchas empresas esto les da absolutamente igual… Por otro lado, aunque no defiendo gran parte de lo que dice uno de los anteriores usuarios que comentaron; la situación sexista y machista de los videojuegos solo va a cambiar cuantas más mujeres se dediquen a hacerlos y a jugarlos, pues en gran medida es una cuestión de acción y mercado. Esto no significa que no se deba de criticar esta situación, al contrario, se debe de hacer. Es innegable que esto se da. La gente tiende a llevarlo al límite, pero pequeñas cosas harían los juegos mucho menos machistas. Llamar la atención sobre esto es importante, pues además hace cambiar las preferencias de parte del mercado al transmitirlo. No quiero decir que solo las mujeres puedan actuar en contra de esta situación, pero es lo principal. Sin duda hay muchísimos desarrolladores hombres a quienes esto tampoco les gusta y actúen en consecuencia, a otros logicamente les da igual. No obstante, por detrás en muchos casos están las grandes empresas, estas solo piensan en el lucro. Los videojuegos no se ajustan para hacerlos éticos practicamente nunca (casi siempre en casos de revuelo o posible censura), sino para hacerlos más comerciales. Es ahí donde entra en juego el papel de los consumidores. Pero digamos que somos muy pillos en la mayoría de casos. La piratería está muy extendida y se juega infinitamente más de lo que se vende. Hay que mirar quienes son los principales compradores y no jugadores. Hay que mirar también cuales son los principales compradores en el caso de que tipo de juegos, pues en algunos representará más el espectro social al que intentan llegar la mayoría de grandes estudios (algo así como los ciudadanos indecisos en elecciones) ¿Cual es la respuesta? hombres varones, preferentemente norteamericanos, en edad universitaria y de clase media. Digamos además que la sociedad anda un poco decerebrada; lo que piensan esos chavales que les gusta es lo que más representación tiene en el marketing de los videojuegos. Logicamente, no siempre es así, pero si generalizamos a ese espectro de población, extraemos unas cuantas características en lo que a ello respecta y las comparamos con los videojuegos AAA más importantes, veremos que coincide bastante. Bueno, saludos y buena suerte.

    • Completamente de acuerdo con tu argumento, por suerte el mercado del videojuego independiente sigue al alza y cada día más mentes brillantes tienen acceso a la industria, con esto poco a poco se irá revirtiendo la tendendia a vender juegos para niños consentidos y tomará el control la gente que busca la diversión, el entretenimiento y las vivencias tras una historia diferente, ya sea encarnado a través de la piel de un hombre o una mujer.