Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola, vecinos del mundo! Hoy vengo a hablaros de cifras, pero antes de que huyáis despavoridos tenéis que saber que son cifras sobre videojuegos. Es más, son cifras buenas sobre videojuegos, y es que a primeros de mes la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) presentó el anuario de 2015 en el que se vio reflejado un crecimiento de la industria de los videojuegos en nuestro país.

Las buenas noticias llegan ya desde la primera cifra, y es que en 2015 el consumo de videojuegos en España facturó 1.083 millones de euros. Para que os hagáis una idea, es un 8’7% más que durante 2014, pero también ha superado a otras relevantes industrias culturales como la música (que generó 161’5 millones) o el cine (con 571 millones). El sector de los videojuegos no suele ser noticia importante en los grandes medios, pero ya veis que mueve grandes cantidades de dinero, más incluso que sectores a priori con más consumo por parte de los usuarios.

Foto1 videojuegos

Los datos curiosos continúan, y es que de esos 1.083 millones de facturación, 791 se refieren a la venta física de videojuegos, 292 a la venta online y 123 a la venta de aplicaciones para móviles. Las videoconsolas también vieron incrementado su número de unidades vendidas: 820.000, lo que supone un 9% más respecto a 2014. No es de extrañar que Alberto González Lorca, presidente de AEVI, asegure que la industria de los videojuegos en España “genera una actividad importante y es líder un año más entre las industrias audiovisuales”.

¿Y qué hay de los jugadores? Las estadísticas rompen mitos: los videojuegos no son solo cosa de hombres, aunque éstos suponen un 53% de los usuarios totales. Pero las chicas estamos muy cerca con un 47% de jugadoras, por lo que el sector está cada vez más igualado. Y las estadísticas siguen tirando tópicos: los videojuegos tampoco son cosa de niños; de hecho, el 40% de los adultos juega a videojuegos y el 83’2% opina que los videojuegos son también para adultos y jóvenes. Incluso el 64’9% de los jugadores que tienen hijos consideran que compartir una afición como esta con sus niños es beneficiosa a la hora de estrechar lazos.

Foto2 videojuegos

¿Creéis que pasáis demasiado tiempo dedicado a los videojuegos? Pues bien, de media, no somos los primeros que más horas le echamos a una buena partida: británicos, alemanes y franceses dedican más tiempo a la semana que nosotros. Mientras que los británicos dedican 8’9 horas, los alemanes 8’2 y los franceses 7 horas, los españoles dedicados alrededor de 6’2 horas semanales a los videojuegos. Visto así no parece tanto, ¿no?

Como veis, la industria de los videojuegos se está convirtiendo en una de las principales opciones de entretenimiento audiovisual ya no solo de nuestro país, sino globalmente: el pasado año, esta industria generó casi 91.500 millones en todo el mundo. El progreso tecnológico, la aplicación de los videojuegos para diferentes aspectos de nuestro día a día (sobre todo en la enseñanza) y los beneficios que éstos suponen para las personas están convirtiendo nuestra afición favorita en un sector en alza que no ha hecho más que empezar: ¡disfrutémoslo!

Y a vosotros, ¿qué os parecen estos datos? ¿Hay alguno que os sorprenda? ¿O teníais ya la percepción de que la industria de los videojuegos es más potente de lo que tenemos entendido?

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!