Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Las mujeres representan más del 47% de la población de gamers, pero menos del 12% de ellas trabajan en la industria de videojuegos; ¿Cómo podemos corregir este desequilibrio? LearnDistrict tiene algunas ideas.

LearnDistrict es un estudio que desarrolla videojuegos indies y que está interesado en hacer frente a la brecha de género en el sector de los videojuegos a través de campamentos de verano, talleres, cursos, englobados en una campaña llamada “Girls Make Games”. Su fundadora es Laila Shabir, graduada del MIT y desarrolladora de videojuegos, cuya principal motivación es educar y reclutar chicas para una industria creciente: videojuegos y tecnología.

¿Es importante que haya pocas mujeres en el desarrollo de videojuegos?

Hay varias razones: La industria de los videojuegos es uno de las mayores industrias de crecimiento en todo el mundo. En 2013, un informe de CNN demostró que ser diseñador de videojuegos es uno de los mejores trabajos y que tendrá un gran crecimiento en la próxima década. Recientemente, The Global Games Market Report predijo que para el año 2017 los ingresos de dicha industria en todo el mundo serían superiores a los 100 mil millones de doláres.

Girls Make Games es una iniciativa liderada por la CEO de LearnDistrict, Laila Shabir. “No me di cuenta de la gravedad del problema hasta que empecé a reclutar personal para LearnDistrict”, cuenta. “Nuestra primera oferta de trabajo para un vacante de ingeniería especializada en videojuegos tuvo 30 solicitudes, todas ellas de hombres. Me encogí de hombros pensando que tal vez las chicas no les gusta hacer juegos, ya que no les gusta jugar tanto como a ellos. No podía estar más equivocada”.

Después de semanas de investigación y de discusiones, Laila y su equipo elaboraron un plan de estudios bien diseñado y destinado a introducir a las niñas en el diseño, el arte, el sonido, y el desarrollo de videojuegos, junto con visitas a estudios y conferencias de invitados. “Para pertenecer al sector de los videojuegos no sólo hay que saber programación, hay mucho más”

Girls Make Games es algo más que los campamentos y talleres. Es una campaña que quiere inspirar a la próxima generación de jugadores y creadores. Para Laila las razones son claras:

Las mujeres son claramente una voz subrepresentada en la industria. Que haya más en el ámbito no sólo dará lugar a la diversidad en los videojuegos creados, sino que también ayudará a resolver la hostilidad que enfrentan las mujeres en la cultura de gamers, un status quo inaceptable.

Fuente: PRWEB