Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Delorean al pasado Fire emblem Sacred Stones

¡Buenos días, buenas tardes y buenas noches! Hoy aparco un poco mi rutina para hablaros sobre uno de esos juegos que debí haber jugado en mi infancia, pero ignoré soberanamente en su día. Fire Emblem, la saga de estrategia por turnos por excelencia de Nintendo nunca fue mi prioridad ni llamó especialmente mi atención. Gran error, pues esta pequeña joya ofrece horas de diversión y entretenimiento más allá de la pura estrategia (que ya de por sí es muy buena).

Me fijé en esta joyita hace un par de años o tres, en esa época en la que todo te parece mucho más interesante de repente: período de exámenes. Como buena procrastinadora, eché a un lado los apuntes de Historia de la Comunicación (menudo bodrio de asignatura) y me dispuse a probar juegos olvidados de GBA. Buscando entre la montaña de juegos a los que ya había jugado, di con este tal Fire Emblem. Me sonaba que la Nintendo Acción hablaba bien de la saga, y que tenía una temática fantástica. Cuando busqué en Google y vi wyverns y pegasos me terminó de convencer. Ni qué decir tiene que mi nota en Historia fue mediocre.

FESS 1

Probé tanto Fire Emblem: Sacred Stones como Fire Emblem: Blazing Sword, y, aunque disfruté de ambos, fue el primero el que me enamoró de la saga. Desde entonces he jugado a varios títulos más, pero FE:SS siempre se ha alzado como favorito indiscutible. Veamos por qué:

HISTORIA/TRAMA:

La historia comienza situándonos en el mapa. Magvel es un continente formado por seis naciones que vivían en armonía, pero todo cambió cuando la nación de Grado atacó. Rompiendo su piedra sagrada, más que un símbolo de la unión entre países, comienza a invadir a sus vecinos, empezando por el hogar de nuestros protagonistas, Renais. Eirika y Ephraim, hijos de la realeza renaisiana, se ven obligados a huir mientras observan las miserias de su pueblo en estos tiempos de guerra. Por el camino irán reclutando aliados con toda clase de habilidades, desde arqueros hasta magos, pasando por los antes mencionados caballeros pegaso y jinetes wyvern. Cada personaje tendrá su valor en la historia, e irá desarrollando amistad con otros a medida que combaten juntos. El objetivo ahora de nuestros protagonistas será detener al príncipe Lyon de Grado, amigo de la infancia, y recuperar Renais de las manos del enemigo.

Durante nuestro viaje por el mapa vemos una versión muy light pero igualmente veraz de la guerra, y un ejemplo de ello es la muerte permanente o permadeath característica de la saga. Si un aliado muere en combate, no podrás volver a jugar con él durante el resto del juego, a no ser que reinicies la partida y organices a tus tropas de forma distinta para evitar que el susodicho sea vencido. Esto es algo que me he visto obligada a hacer más de una vez, pues le cogí tanto cariño a alguno de los personajes que continuar jugando sin él era impensable. Otros me importaban un carajo. A pesar de ser un juego de hace justo una década, me sorprendió para bien cuando lo jugué. La fantasía y el rol se combinan con una estrategia muy bien pensada.

FESS 2

Jugabilidad: Muy muy buena. Al comienzo del juego nos explican, mediante un tutorial integrado en la historia, la mecánica del combate y de los viajes, así como de las armas y el inventario. Sin embargo, según avancemos en el juego se nos presentarán nuevos elementos que añaden más complejidad y diversión al asunto. El combate es sublime. Estrategia por turnos alrededor de unos mapas muy bien diseñados y variados. Durante cada turno, el jugador despliega a sus personajes y ataca o defiende según su estrategia, según el emplazamiento, o según las ganas que tenga de complicarse la vida. Cada personaje es único, tiene su propia historia e irá desarrollando sus relaciones con otros aliados, las cuales otorgarán bonus si combaten juntos. Un detalle que hace que Sacred Stones me gustara más que Blazing Sword es el mapa del mundo. Al contrario que su predecesora, aquí nos podemos desplazar libremente por el mapa, volviendo a las tiendas por las que ya habíamos pasado y entrenando con monstruos aleatorios antes de empezar la misión principal. En BS, por el contrario, si no habías comprado lo que necesitabas durante la misión o no has subido de nivel a tus tropas, las pasarás canutas más adelante.

Gráficos: Otro punto que me enamoró de la saga es su aspecto. No hay personaje que no esté diseñado bien. En este aspecto SS es mejor incluso que algunos títulos que han venido después, como New Mystery o Shadow Dragon. Los personajes estilo anime me encantaron, cada uno es genial a su manera. Los mapas están al nivel de otros juegos de la época, y los campos de batalla son claros y bonitos. Pero los personajes y las animaciones de batalla te aseguro que te enamorarán. Me he pasado tardes dibujando fanart sobre algún que otro personaje que me ha encantado. Muy buenos.

Sonido: No está nada mal. Las melodías de principales y de conversación son muy regias. Te ubican en el ambiente de guerra y desolación de la realeza. Sin embargo, las que me parecen muy buenas son las de combate, con un toque de epicidad con el que estoy más que encantada de desplazar mis tropas y pelear hasta acabar con todos los enemigos. Del resto de los sonidos no me acuerdo, sinceramente, lo que hace ese apartado muy bueno. Si me acordara sería por algún ruido molesto o desesperante. En resumen, las músicas y sonidos envuelven a la perfección el paquete de jugabilidad y preciosos gráficos que es este juego.

Este es el juego que me enamoró de toda una saga. No entiendo por qué en su momento no le eché el ojo. Estaría demasiado obsesionada con Pokémon, me imagino (¡Ay! mi yo de 12 años…). Si te gusta la estrategia, el punto de reto que te da la permadeath y los personajes profundos, este es tu juego. Te recomiendo este y Blazing Sword. Y si quieres algo más actual; Awakening. Los forzadísimos gráficos “3D” de New Mystery y Shadow Dragon me dieron tanto asco que no pude pasar de las primeras misiones.

Y vosotros, ¿conocíais la saga? ¿Habéis jugado? ¿Os dan asco también los gráficos de los primeros intentos de Fire Emblem para DS? Yo me quedo con mis versiones de GBA, que tantas alegrías me han dado.

Un saludo y, ¡nos vemos pronto!