Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

EnigmBox -- Think Outside The Box -- #MGW15

¡Buenos días, buenas tardes y buenas noches! Tras la frenética semana de entrevistas, buen rollito y bebidas energéticas, comienzo a traeros uno a uno los pedazo de juegos que pude probar junto a sus orgullosos padres. Y qué mejor forma de empezar que con un puzzle de esos que me gustan. De esos que te harán parecer estúpida mientras te entretienes pensando cómo resolverlos. Estoy hablando del genial EnigmBox, cuyo creador, Benoît Freslon, tuve el placer de entrevistar en el maravilloso sofá que MISPGames nos cedió para estas ocasiones.

Pero, antes de pasar a la conversación que mantuvimos, hay que presentar esta genialidad en forma de app. EnigmBox, tal y como explica en su página web, retoma el concepto de Take Something Literally, del mismo creador. El objetivo es resolver los puzzles, pero para ello tendrás que sacarle partido a todas las funciones de tu dispositivo. Y cuando digo todas, me refiero a todas. Desde agitarlo y girarlo hasta utilizar otras aplicaciones, cualquier acción que te ayude a recuperar el corazón oculto de cada nivel será bienvenido. Ojito, algunos puzzles son complicados si, como yo, no estás acostumbrada a esta mecánica de juego. Pero una vez que comienzas a pensar fuera de la caja, el juego se hará contigo hasta niveles insospechados.

Me acerqué al stand segura de mí misma. “Oh, otro juego de puzzles”, pensé. “Será fácil, un descansito”, pensé. Nunca había estado tan equivocada. En menos de dos minutos, el juego ya me tenía enganchada, zarandeando el Ipad de un lado a otro y pidiéndole a Benoît más niveles. Mientras los chicos de los stands contiguos se mofaban de mí, yo me lo pasaba pipa intentando descifrar los misterios de EnigmBox. Mientras jugaba, se me ocurrieron varias preguntas, así que, tras unos cuantos desafíos más, pasamos al sofá de las entrevistas.

Siempre pregunto por la historia del estudio o del desarrollador. Aunque es una pregunta típica, es interesante conocer primero de dónde viene ese juego, y luego pasar a dónde quiere llegar. Benoît tenía claro que quería diseñar juegos. Con 10 años creó su primer juego de mesa para que sus amigos lo disfrutaran y desde entonces su pasión no ha hecho sino crecer. Está claro que tiene un don para los puzzles, no había más que ver su stand, siempre lleno de gente. Y aquel que probaba el juego, se llevaba además unas cuantas nubes de chuche, así que no es de extrañar tanta afluencia de jugadores dispuestos a que EnigmBox les retara.

Y a propósito de esto, me pareció interesante conocer el punto de vista de un desarrollador al observar cómo se comporta la gente con su juego, cuanto más tratándose de estos curiosos puzzles. Benoît me confesó que es lo que más le gusta de crear juegos. Ver cómo los usuarios se divierten e interactúan con los distintos niveles es también una parte crucial en el desarrollo de un juego así. Al pasar tanto tiempo creando algo, al final se pierde la objetividad en mayor o menor grado, cuanto más si hablamos de puzzles de los cuales, obviamente, sabes la respuesta. Medir la dificultad puede ser algo enrevesado en esta situación, donde el usuario juega un papel, sin saberlo, importantísimo. Y para eso están también estas ferias, para descubrir cosas nuevas que no sabías sobre tu propio trabajo.

La conversación se fue por otros derroteros, y terminamos hablando sobre los llamados nativos digitales. Pero esa es otra historia. No me fui sin preguntarle por los detalles más técnicos de EnigmBox, así que os cuento: Está disponible, por el momento, para iOS (os recomiendo descargarlo en el Ipad, la experiencia es genial). Pero no os decepcionéis aún, androideros, seguramente para el año que viene esté disponible esta versión. Y este juegazo es totalmente gratis si te lo pasas nivel a nivel, con un total de 54 niveles. Pero eh, si lo quieres todo y lo quieres ya, puedes pagar una pequeña cantidad para desbloquear todos los niveles. No tenéis excusa para no disfrutar de EnigmBox, pues sólo necesitas un cierto conocimiento de tu dispositivo y un poco de imaginación.

Y vosotros, ¿habéis estado en la MGW? ¿Probásteis o conocíais este juego? No se parece en nada a los puzzles que había probado antes, pero precisamente por eso me encantó tanto que quise dároslo a conocer.

Un saludo y, ¡nos vemos pronto!