Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola hola!, comienza este nuevo artículo en el que quiero hablar sobre la dificultad en los videojuegos.

Antes de empezar quiero declarar que esta va ser siempre mi opinión y mi punto de vista como jugador, cada uno tendrá sus propias preferencias y estará más o menos de acuerdo con lo contado en este artículo, dicho esto, vamos a comenzar.

¿Qué es dificultad?

Para empezar con esto, primero vamos a describir qué es difícil: “Que no se puede hacer, entender o conseguir sin emplear mucha habilidad, inteligencia o esfuerzo”. Con lo que dificultad lo podemos definir como: “Conjunto de circunstancias por las que no se puede hacer, entender o conseguir una cosa sin emplear mucha habilidad, inteligencia o esfuerzo.”

La dificultad es distinta dependiendo de la persona, ya que cada persona tiene diferentes niveles de habilidad, inteligencia o capacidad de esfuerzo.

Si nos centramos en el mundo de los videojuegos hay juegos que piden una habilidad, o unos conocimientos de mecánicas concretas o una precisión a realizar cierto tipo de tareas que hace que esta dificultad sea más alta o más baja. También podemos encontrar otros factores que puede hacer que el juego sea difícil como pueden ser penalizaciones o factores de tiempo o reglas estrictas.

BMBSj

Dificultad en el videojuego

Cuando hablo de precisión hablo de objetivos con un solo intento, u objetivos que solo se puede hace de una manera concreta sí o sí.  A esto le acompaña otro elemento que suelen ser las penalizaciones. Esta penalización puede ser desde una bajada en las estadísticas de un personaje, hasta la repetición de una zona entera o solo una parte. Cuanta más penalización, normalmente, se asocia con que el juego tiene una dificultad mayor.

Luego tenemos las mecánicas del juego como medio de avance, haciendo que el jugador use esa mecánica una y otra vez hasta que consiga el objetivo. Con lo que llegamos a otro modo de dificultad que es el de repetición de un mismo nivel o zona de nivel hasta que averiguas la forma de superar dicha parte.

Aunque sea contradictorio a lo dicho en el párrafo anterior, otro modo de añadir dificultad a un juego es la aleatoriedad. Hacer que cada partida sea diferente hace que tengas que dominar mecánicas sin tener que hacerlo en el mismo orden o de la misma forma.

Otra forma de añadir dificultad son los objetos invisibles y otras mecánicas similares que mucho los conocen como “trolls”. Lugares donde no puedes salir, lugares donde entras y mueres al instante o que te impiden avanzar de forma normal porque hay algo que te impide el paso. Esta parte puede ser discutible si es de verdad dificultad o simplemente son objetos para reírse del jugador, pero si lo piensas esas cosas hacen que sepas que no tienes que avanzar por un sitio o te obligan a avanzar de una manera concreta e incluso usar algunas de esas mecánicas “troll” para avanzar.

Más formas de que tiene un juego de ser difícil es haciendo que ciertas partes del juego se rijan por reglas u objetivos especiales. Como por ejemplo que esa zona tenga algún tipo de penalización o factor temporal que haga que tengas que hacerlo de la forma más rápida posible.

En Castle Crashers hay zonas que no se pueden superar si no llegas con un objeto concreto.

En Castle Crashers hay zonas que no se pueden superar si no llegas con un objeto concreto.

El aumento y disminución de estadísticas es otro factor con el que se puede aumentar la dificultad de un juego. No es lo mismo pegar a un enemigo y eliminarlo de un toque que otro que le tengas que pegar diez veces.

Un factor que últimamente está más implementado es el de omitir información al usuario. Con lo que el jugador tiene que descubrir tanto mecánicas como objetivos, lo que hace que la percepción del jugador un elemento de dificultad.

Estos son algunos de los factores con los que se puede aumentar la dificultad de un juego y como podéis apreciar todas se pueden relacionar entre sí e incluso seguro que leyendo esto se os ha ocurrido algún juego que habéis jugado que tiene estas mismas mecánicas y que consideráis más o menos difícil.

Por poner un ejemplo un poco genérico, nuestro personaje tiene que llegar de un punto x a un punto y, para ello tiene que saltar sobre un enemigo y pasar el hueco que tienes debajo. Así dicho es fácil y tú saltarías encima del enemigo. Qué pasa si hacemos que tenga que pasar por un hueco vertical y si tocas tanto la parte de arriba como la de abajo te matan. Y si como penalización tenemos que volver desde el principio del nivel. Ahora ponemos un objeto invisible que hace que el salto no sea tan fácil.

Hemos convertido con estas cosas algo sencillo en algo que puede ser un reto para algunos jugadores y creo que el ejemplo perfecto de lo mencionado arriba puede ser cualquier juego de plataformas como por ejemplo algunos niveles de Super Mario Maker.

La curva de dificultad

Una vez llegamos a este punto en el que sabemos lo que es difícil y algunos de los elementos que pueden hacer difícil un juego es hora de hablar de la curva de dificultad.

La curva de dificultad se representa con una gráfica que define como aumenta la dificultad de un juego a la vez que el jugador avanza y aprende las mecánicas y, en general, el jugador ya sabe manejar el juego con cierta soltura.

curva-de-dificultad_njpy

Con lo que gracias a esta curva de aprendizaje hace que haya un aumento de dificultad sea el adecuado para que el jugador tenga una experiencia de juego adecuada y satisfactoria.  Recalcar que es una de las partes más difíciles a la hora de desarrollar un videojuego.

No lo he comentado pero hacer más pronunciada la curva de dificultad es otro elemento que puede hacer que un juego sea más difícil. Viendo que desde el principio los enemigos o incluso haciendo que alguna mecánica o precisión sea demasiado difícil desde un inicio.

Los jugadores y sus reacciones

Llegados a este punto tenemos muchos factores de dificultad pero ¿Cómo afecta al jugador? Puede ser la parte más difícil del desarrollo de un videojuego. Hay varios tipos de jugadores, están los que buscan algo entretenido y otros buscan un reto que superar.

Entonces tienes a los jugadores que con la dificultad les estimula para seguir jugando y quiere superar este reto, y cuanto más difícil mejor. Por desgracia, suele haber pocos de estos jugadores. El resto de jugadores pueden llegar a estresarse con ese tipo de juegos, llegando a frustrarse tanto con su habilidad o simplemente dejar ese juego que aunque siendo un buen juego le es imposible avanzar.

Es complicado contentar a todo el mundo por lo que en algunos juegos esta implementado el sistema de dificultad donde cada jugador puede elegir como lo quiere jugar. Aun así, algunos juegos lo único que hacen es aumentar y disminuir estadísticas y eso puede afectar a la experiencia de juego tanto en dificultades inferiores o superiores.

Otra forma de contrarrestarlo que se suele utilizar es añadir un sistema de recompensas como pueden ser los logros. Suelen premiarte por hacer objetivos con lo que quieren transmitir al jugador que ha conseguido algo importante. Aunque por desgracia muchos de los logros son poco gratificantes y te los dan por cualquier avance, haciendo que ese sistema pase a ser un sistema para ver hasta dónde has llegado en un juego más que un premio para el jugador.

Más formas tanto aumentar la dificultad como de recompensar al jugador es poner objetos por llegar a sitios que normalmente no llegarías, como suelen ser coleccionables o mejoras que pueden o no aportar algo al jugador, pero que sientes que lo que has hecho ha tenido una recompensa e intentarás, en el caso de los coleccionables, llegar a esos sitios difíciles para conseguirlos todos.

Ahora bien si conseguimos eso, dejamos un poco olvidados a esos jugadores donde los retos y pasarlos son su verdadera recompensa. Y ¿Quién se ocupa ahora de ellos? Pues la respuesta es simple, ellos mismos.

maxresdefault

Esos jugadores para aumentar ese nivel de dificultad, se ponen ellos mismos reglas o retos e incluso modifican algunos juegos base para hacerlos más complicado. En estos casos es tenemos muchas posibilidades, como pasarte un juego sin morir, o un juego que sin coger x objeto, haciendo que un juego tenga enemigos diferentes o adicionales, o intentar hacerlo lo más rápido posible como si fuera un speedrun.

Esto hace que sea la comunidad la que aumente la dificultad del juego e incluso haciendo que varios de esos jugadores consigan modificar el juego base y modificarlo por completo o incluso hacerlo lo más difícil posible donde solo unos pocos consiguen terminar. Espero traeros pronto algún ejemplo de estos juegos.

¿La dificultad es necesaria?

Ya sabemos lo que es la dificultad, algunas formas implementadas en el juego y como los jugadores reaccionan ante esa dificultad. Ahora bien ¿es necesaria la dificultad para que un juego sea entretenido o interesante? La respuesta es no. Puedes tener un contenido muy bueno y atractivo para el usuario sin tener que ser difícil ni requerir mecánicas muy específicas o que tengas que dominarlas. Un juego puede entretener solo con historia o ser algo llamativo en los demás aspectos y que te haga seguir jugando sin necesidad de ser un reto para el jugador.

Experiencias y opinión

Al final todo depende del jugador y lo que rodea al jugador. Ejemplos de juego que han sido o son reconocidos como difíciles: Dark Souls, The Binding of Isaac, Super Meat Boy, Super Mario Bros The Lost Levels, aparte algunos niveles de Super Mario Maker y de los dicho hasta ahora todas los juegos similares, secuelas de los mismos.

Al ver en esta lista pensaras pues a mí este juego me pareció fácil o faltan otros muchos juegos más difícil que esos. La persona es el que hace que eso ocurra. Por ejemplo, yo jugando Dark Souls, empecé a jugarlo y hubo bosses que los mate a la primera con lo que en cierto momento no me pareció tan difícil. En cambio The Binding of Isaac lo he intentado jugar muchas veces pero me siento frustrado porque no consigo avanzar casi nada. Esto depende a mi habilidad como jugador y a otros factores que afectan en mi forma de jugar o mi estilo de juego o simplemente en mis gustos como jugador.

Un ejemplo que no he mencionado en la lista es Pokémon. Es un juego que puede jugar cualquiera y no es difícil, en cambio el competitivo de este juego es muy complicado e incluso a veces hasta de seguirlo, ya que tienes que predecir ataques, cambios de pokémon, elección del tipo correcto ante el pokémon correcto, tener en cuenta stats, su naturaleza y más cosas que seguro que me olvido. Por otra parte están los jugadores experimentales que puede que no les llame tanto el competitivo del juego pero se intentan pasar el juego poniendo reglas muy estrictas que se suele conocer como LOCKES.

maxresdefault

Algunas de las reglas que se suele usar son las siguientes: no puedes usar legendarios, no puedes usar pociones fuera de combate, no puedes comprar pociones a no ser que las encuentres como objeto, solo puedes capturar al primer pokémon de la ruta que te salga o tus pokémon no pueden tener más nivel que el del siguiente gimnasio, esos son algunos de los ejemplos de esas reglas, haciendo que el juego que parece simple sea un reto para los jugadores.

Y como ya he mencionado juegos como Mario de hacer speedruns o incluso Dark Souls, pasártelo sin morir o sin armadura o con una temática concreta son algunos de los ejemplos de cómo la dificultad puede aparecer o ser creada por el jugador o el juego.

Hasta aquí llega mi conclusión sobre este tema, espero ver en la caja de comentarios vuestras propias conclusiones y opiniones y que digáis qué juego os ha frustrado o qué juego os ha parecido fácil de los mencionados o si tenéis alguna experiencia que tenga relación con este tema. Toda aportación será bienvenida y de ayuda.

Espero que os haya gustado y ¡nos vemos!