Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Deseeder -- No dejes crecer a la planta -- #LD34

Hola, muy buenas a todos, hoy comienzo el día con una nueva creación que vio la luz el pasado mes de Diciembre, en la última jam de 2015. La edición número 34 de la Ludum Dare tuvo un empate de temáticas, cosa que forzó a los creadores a dar lo mejor de ellos y crear más allá de su zona de confort. Las dos escogidas fueron “growing” y “two button controls”. Que si por separado resultan complicadas en conjunto se convierten en todo un desafío.

El creador de este título se llama Alex Lanzetta, más conocido como ZandLanz. Desarrollador estadounidense que se hizo famoso por la creación de Mine Blocks, una versión de Minecraft en flash y en 2D. Con cientos de seguidores y un nombre en la comunidad de jugadores, también invierte parte de su tiempo en la participación en diferentes jams, siendo esta su predilecta, ya que acumula varios juegos presentados.

11407-shot1-1450059092.PNG-eq-900-500

En Deseeder nos encontramos con un estilo completamente diferente al que hemos estado viendo últimamente, Alex se ha lanzado a la aventura de crear todo el estilo artístico con píxeles diagonales. Complicado de programar pero con un resultado realmente interesante. Los controles sólo se componen de dos teclas, con las flechas verticales subiremos o bajaremos, mientras que el disparo funciona de forma completamente automática. Tras superar el tutorial empezaremos el juego en si mismo, en el que nuestro objetivo principal será el de destruir las semillas que irán apareciendo en nuestro camino.

La razón de esta necesidad de erradicación de semillas es la gigantesca planta que nos persigue, unas lianas en constante crecimiento amenazan con destruirnos y no podemos permitir que ninguna semilla lo alcance para así poder alimentarse y cogernos. Tendremos un total de tres vidas y las perderemos si dejamos alguna semilla sin destruir o colisionamos contra alguno de los obstáculos. Habrá algunos suficientemente delgados como para poder destruirlos a disparos, pero os recomiendo no confiar en ello demasiado.

Habrán estrellas por el camino que podremos recoger a fin de obtener una mayor cantidad de puntos, cosa muy conveniente si queremos competir en puntuación con los amigos. El arte ha quedado realmente bien, un toque minimalista pero que funciona muy bien con la música y el concepto del juego, un acabado pulido y unos controles fluidos completan la ecuación de un juego que os desafiará y resultará de lo más interesante.

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? La adaptación a la temática es de ejecución brillante, con dos botones para los controles y el concepto de crecimiento implícito en las mecánicas del juego y que aporta sentido a la razón del juego. Si queréis probarlo podéis hacerlo desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!