Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, muy buenas a todos, hoy arrancamos nuestra parrilla de publicación con el segundo juego procedente de la costera sede de Gandía. De la que por segundo año consecutivo somos medio oficial para la Global Game Jam. Una marcada por la temática del ‘ritual’ y la constricción de tener tan sólo 48 horas para realizar un desarrollo completo.

El equipo de gente maja y creativa responsable de traernos este ritual desde un lejano e hipotético futuro está compuesto por seis personas. Ellos se reparten en sus respectivas disciplinas, de manera que tenemos a Joan Sanchís, Domingo Sanz y Abel Martínez en programación. Pablo Martínez poniendo la nota musical. Vicente Chova ha hecho el diseño de juego. Y por último tenemos a Eloy Castillo que se ha responsabilizado del apartado gráfico.

mapaggj

En Daungard nos encontramos en un juego de inspiraciones futuristas. Conforme entramos nos recibe con una música muy acertada y correcta, casando con la ambientación en la que nos vamos a sumergir, el acompañamiento perfecto a la narrativa introductoria. Una vez terminada la contextualización el juego no pasa al siguiente estado, tendremos que pulsar ‘skip’ para continuar, un detalle menor pero a considerar como mejora en una futura versión. La misma música nos acompañará durante todo el juego, así que puede entenderse que a alguien se le haga repetitiva.

En el primero de los puzles se nos presentan unos colores ordenados y tendremos que tantear hasta conseguir el orden correcto. Seguido a este nos presentan uno de desplazamiento de cuadrículas, en el que con tan sólo 17 movimientos habrá que alinear el dibujo de la estrella de rituales. Para coronar el conjunto hay un último puzle en el que tendremos que repetir las notas musicales para imitar la melodía de muestra que nos dan, una especie de ‘simon-dice’ de cuatro notas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los puzzles pueden repetirse cuanto queramos, salvo el musical, no se porqué. Al completarlos no aparece ningún tipo de evento ni cartel de victoria o derrota. Aquí sería conveniente poner una conclusión o cierre al juego, si no el jugador se encuentra desprovisto de contenido con el que interactuar y sin una recompensa o cierre a la narrativa. No hay instrucciones de ningún tipo, lo cual añade un poco de complejidad al asunto y le da un toque de autoaprendizaje.

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? Como juego salido de una jam está realmente bien, un juego muy decente y que cumple su cometido en todos sus aspectos, incluido el de la temática. Para una posible versión futura recomendaría arreglar lo mencionado y darle más cuerpo con nuevos quebraderos de cabeza. Si queréis probarlo podéis hacerlo desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!