Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Dev’s Lair Crónicas de Emilio #01 -- Yo ordeno y la caridad

Hola, muy buenas a todos, hoy quiero cambiar el tinte didáctico de esta sección para dar unas pinceladas sobre comunicación corporativa y la buena o mala praxis a la hora de enviar correos a gente de la que buscamos una respuesta. Esta especie de saga nace un poco del clamor popular alrededor de las anécdotas que han ido surgiendo sobre ciertos correos que nos han llegado a la redacción, así que he decidido que este sería un buen lugar donde expresar varias peculiaridades a la hora de comunicarse por ese impersonal medio que es el correo electrónico.

A la redacción no siempre nos escriben desarrolladores, ni siempre se nos trata con la cordialidad que nos gustaría, por eso nos gustaría que con esto quedara claro. Los fragmentos que ahora os voy a poner tienen los nombres cambiados para proteger la identidad de sus autores, porque se dice el pecado, no el pecador.

Hay una cosa que me enfurece especialmente, es ese correo que te llega con una nota de prensa adjunta y un mensaje claro y directo:

Buenas,

Os dejo adjuntado el documento con la nota de prensa en la cual presentamos a nuestro nuevo equipo de Petanca.

Muchas gracias por la colaboración.

Este puede tomarse tranquilamente, pero este ya es otra cosa:

Para su inmediata publicación. 1 archivo adjunto. Analizado con Avast

Mi respuesta tanto al primero como el segundo es o_O… ¿desde cuándo partes tú el bacalao en la redacción? Es algo sorprendente la falta de tacto y humanidad, que eso lo va a leer un ser humano, una criatura que si pillas con el pie torcido te va a mandar a freír espárragos, así que no tientes a la suerte, digo yo…

También pasa que algunos estudios indies pecan de justo lo contrario que estos dos ejemplos, es decir, de la intencionalidad. Te escriben un muy detallado artículo dándote un montón de explicaciones de lo más interesantes sobre su estudio y los juegos que están haciendo, pero en ningún momento te explican si es para que compongas un análisis o artículo, ni mucho menos te dan una pista del enfoque que buscan en tu publicación, cosa que implica una libertad creativa que se agradece, pero es tan grande la libertad que uno no llega a saber muy bien que hacer con ella. Por suerte este caso es puro capricho mío, no es nada grave ni especialmente importante a tener en cuenta.

Cambiando de tercio, otro de los típicos correos que nos llegan es el de jóvenes youtubers, esos que hace una semana que empezaron sus andaduras por el mundo de los gameplays. Esos que deciden su nick acorde al de sus ídolos, cosas del estilo a By[varias letras sin sentido]XxssS, nombres sacados del averno con 777 al final y cosas por el estilo que terminan de derretir retinas. Pero no os penséis que la diversión termina ahí:

Captura de pantalla 2015-04-25 a las 11.23.16 Captura de pantalla 2015-04-25 a las 11.23.22

Si obviamos la ortografía, la falta de comas y que si lo lees en voz alta te ahogas… ¿pero quién te has creído que somos? ¿Las hermanas de la caridad versión videojuegos? Jajajaja Y lo mejor de todo es que este señor de 13 años pretende promocionarnos la página con 4 suscriptores y unos videos cuya calidad dejan muchísimo que desear. Eso sumado al hecho de que te pide juegos como si nosotros nadáramos en la abundancia y nos sobrara la pasta o algo… En fin, tras comentárselo a Jastro, CEO de Pixelfan, me dio una estupenda idea para responder a este individuo:

Captura de pantalla 2015-04-25 a las 11.30.43

Directo al cuello, ¿quieres juegos? Pues te vas a hartar, ahí llevas tres de la #familiargamejam4 y si pides más te paso los de la Ludum, a ver si te gustan los juegos gratis… Anda que.

Me pone algo tenso que se nos trate de esta peculiar manera, pero al menos tenemos el buen humor para divertirnos con ello y sacar de ello un artículo con el que arrancaros una sonrisa. Ya sabéis, si tenéis que escribir a una página, pedir juegos y dar órdenes, la diversión está asegurada.

Por mi parte, esto va a ser todo por hoy, intentaré sacar más “Crónicas de Emilio” en cuanto pueda, para ello voy reservándome las mayores joyas y agruparlas para que la diversión sea aún mayor. Como de costumbre tenéis la caja de comentarios en la que expresar vuestras opiniones sobre estos correos, ¿os parece de recibo cómo se escribe? ¿Os gustaría que os trataran así? Dejar vuestras sugerencias para siguientes temas.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!