Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, muy buenas a todos, hoy vuelvo a empezar el día con una pequeña píldora de entretenimiento dada a luz de forma apresurada durante las 48 horas que duró la pasada edición de la Global Game Jam. Más concretamente desde la sede de Alicante, la cual organizó la asociación Game Jam UA y a través de la cual los desarrolladores tuvieron que enfrentarse a la temática del ritual con todas sus destrezas.

En esta ocasión el grupo que ha creado este juego está compuesto por tres personas. Como programadores tenemos a Gala García y Rafa Machó, ambos componen el estudio independiente CocoCode, conocidos del grado de ingeniería multimedia que decidieron embarcarse en esta aventura de crear videojuegos. El apartado gráfico es cosa también de Rafa, mientras que toda la música del juego ha sido realizada por Carlos Alfaro.

12628505_10153338326599499_8645522041345536735_o

En Cooking Rituals seremos el dispensador de magia negra a la carta más solicitado que jamás haya existido. Clientes genéricos representados por atunes la mar de simpaticotes nos vendrán pidiendo diferentes milagros, unos quieren superpoderes, otros belleza, algunos incluso fertilidad. Cada una de las pócimas tiene un ritual exacto que hay que realizar sin equivocarse, al menos si queremos ofrecer el efecto solicitado. Pero tampoco podemos entretenernos demasiado leyendo nuestro libro de recetas o nuestros clientes se hartarán.

Cada pedido cumplido será todo un éxito y nuestro tiempo de juego se alargará. Equivocarse supondrá no cumplir con los encargos y despachar a un cliente poco satisfecho. La música está adecuada al ritmo frenético del juego pero puede resultar repetitiva por el corto ciclo de repetición, sin embargo el mayor reto es el de perder el menor tiempo posible mirando las recetas y hacer uso de una buena memoria para realizar los encargos casi a la primera, sin equivocarnos y despachando con presteza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El estilo gráfico no es mi favorito, pero ello no lo hace desmerecer, está muy bien, todo dentro del toque humorístico con el que han bañado el juego, que si tarros de pota por un lado, heces en tarro por el otro… ¡todo un disparate! Me gusta mucho el toque de humor de las recetas, una vez completadas forman un icono que las representa, si alguien pide amor le daremos un saco de dinero, si pide súper poderes tendrá una araña en un tarro… ya me seguís con la ironía, ¿no?

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? La adaptación a la temática está realmente bien llevada, un juego gracioso, divertido y desafiante. Despachar clientes con rapidez resulta un reto bastante complejo, sabernos las recetas o aprenderlas al primer vistazo además de soltura en nuestros movimientos de ratón. En definitiva, este es un muy buen juego y yo me plantearía expandirlo en el futuro. Si queréis probarlo podéis hacerlo desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!