Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hey! Geekylectores, hoy os traigo un jueguecito indie cuya segunda entrega ha entrado hace unos días en kickstarter en busca de financiación. Estamos hablando de Consortium, una novela visual en primera persona que nos dejará absortos con la poca pero intensa duración de su primera gran parte.

En la piel de Bishop 6, nuestro alter ego que se despierta en su camarote a bordo de la aeronave Zenlil, recibe la inesperada visita de Rook25, tu especialista en armamento, quien es enviada para que vayas al puente para ver la situación actual. Angelov un mercenario/terrorista, tiene rodeada la nave y tras hablar con él, pide que te entregues para conversar pacíficamente. Y a partir de ese punto puedes hacer lo que quieras, puedes asistir a esa “reunión”, puedes matarle, te puedes dar el piro también o meterlo entre rejas; lo que más te apetezca. Esta es la esencia de Interdimensional Games y su juego, que saben perfectamente que hay un jugador en el otro lado de la pantalla que no tiene ni pajorela idea de lo que está haciendo o sucediendo en todo momento y utilizan todo eso a favor de la narración de la obra y la experiencia del jugador. Y aquí es donde para mi está el gran problema de este juego: quieren que sepas que estás en un juego y no para de recordártelo cada dos por tres, haciendo casi imposible alguna inmersión en su historia como tal y no como un jugador más que se echa unos vicios por las tardes.

Ya explicada su primera parte, empecemos con su continuación directa “The Tower” que se coloca justo cuando saltas desde Zenlil para llegar a la ficticia torre Churchill en mitad de londres, la cual está siendo asaltada por un grupo terrorista talibán… dirigidos por el hijo de ¿Bin Laden?… ¿De verdad?

Ignoremos eso, Interdimensional Games ha decidido iniciar una campaña de crowdfunding a través de KickStarter en el que llevan recaudados ya 111.588$ de los 450.000$ que necesita para poder ver la luz. El proyecto es caro pero es que el anterior tuvo un desarrollo de 10 años y solo dura más o menos una hora, así que pensad en todo el esfuerzo que hay puesto en este RPG/shooter en el que las decisiones cuentan más incluso de lo que nunca podrías llegar a imaginar. Así que si podéis, pasaros por su página de KickStarter y dadles algo de apoyo a estos magos de las demoliciones de cuartos muros.

Que el vicio os de una buena tarde, ¡adiós!