Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, muy buenas a todos, hoy quiero empezar el día con buena música, un buen ritmo con el que empezar a movernos y animarnos con la proximidad del fin de semana. Para tal propósito he decidido coger el juego más marchoso de la pasada edición de la Ludum Dare, en su edición número 34 nos dejó un empate entre temáticas. “Two button controls” y “growing” fueron las dos elegidas para hacer la vida imposible a los creadores que participaron de esta aventura de desarrollo.

El equipo que ha dado a luz este juego es conocido como The Bubsy Poochies, desarrolladores de estudios diferentes que unen fuerzas para locuras como la de inscribirse a una jam así de sopetón. Ellos son Miguel Murat, centro y cabeza detrás de Mad Gear Games al que pudimos entrevistar en la pasada #MGW15, David Jaumandreu fundador y game designer en Undercoders,  Javier Peña  y Xavi Heras, ambos desarrolladores asentados en Barcelona.

66146-shot2-1450136012.png-eq-900-500

En Conga Master nos pondremos en las caderas bailongas de un hombre o mujer que entran a una discoteca con ganas de marcha. El Secret Flamingo Club es un lugar selecto, de buena música y bailarines exquisitos. Para empezar a reclutar gente para nuestra conga nos tendremos que poner a bailar a su alrededor para llamar su atención y animarles a unirse con nuestros marchosos movimientos de pies y caderas. Pero mucho cuidado con cocarnos con ellos, eso les enfadará y tendremos que empezar de nuevo para resultarles interesantes.

Con tan sólo dos botones rotaremos nuestro movimiento a derecha o izquierda mientras rondamos a los demás asistentes a esta particular fiesta en la que nuestro objetivo es el de conseguir una conga lo más larga que nos sea posible. De esta manera iremos cargando nuestra barra de ‘momentum’ y tendremos que mantenerla lo más alta posible para reclutar a más personas a nuestra línea. Un detalle a tener en cuenta son los cerdos disfrazados, que a pesar de ser una suculenta presa de nuestros encantos harán que apestemos y nos restarán puntuación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El aspecto gráfico es muy acertado al conjunto del juego, un arte sencillo pero realmente efectivo a la hora de meternos en la experiencia, mecánicas también fáciles pero complicadas de dominar. Todo ello con un nivel de producción sublime con el que nos toparemos en una propuesta desenfadada, diferente y sobre todo muy divertida. Al ritmo de una música que yo tacharía de marchosa a más no poder.

Como de costumbre os dejo la caja de comentarios para que nos contéis lo que os ha parecido este juego ¿lo habéis probado? ¿qué os ha parecido? ¿crees que se ajusta a la temática propuesta? La forma de adaptarse a ambos temas es muy original, con el crecimiento insertado en hacer crecer nuestra conga y mantener la fiesta en marcha. Si queréis probarlo podéis hacerlo desde la página del juego.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!