Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hoy me veo en la obligación moral de criticar a todos los medios especializados y amantes de los videojuegos que a diario llenan su boca de frases como: “La industria española del videojuego está en auge”, “tenemos una economía emergente alrededor de los juegos” y un largo etcétera de elogios y alabanzas que hoy se han visto convertidas en una pila de inútiles y falsas declaraciones y, en resumen, zarandajas.

Nos encanta darnos golpecitos en el pecho con mucho orgullo y hablar de lo buenos, guapos, altos y ricos que somos. Nos damos palmaditas en la espalda los unos a los otros y hacemos eco de aquellas noticias que ‘molan’. La semana pasada, concretamente el viernes, la noticia era el cierre del estudio interno que Gameloft tenía en Valencia. Dejando en la calle a casi una veintena de personas (perdonar si los números no son del todo precisos, no tengo una fuente en el estudio que me pueda confirmar ni desmentir los datos).

Mi crítica comienza por aquellos que no se han hecho eco de la noticia, la cual es de lo más triste. Creo que esta es la primera vez que hablo del estudio y si lo he hecho con anterioridad no soy consciente. De lo que sí soy consciente es que muchos otros medios han hablado de este estudio en particular, acusándolo de que si sus juegos eran tal o cual. Lo grave de todo este asunto es lo desapercibida que parece haber pasado la noticia para los medios más representativos del país (digo representativos porque es lo que mejor les define, ni grandes, ni profesionales, ni especializados…).

3c54220

En Gameloft, aquél que un día fue el referente mundial de la publicación de juegos en el mercado de los dispositivos móviles, han sacado las tijeras de podar y en el último año están organizando una escabechina que ha dejado en la calle a unos 380 empleados alrededor de todo el mundo. Todo dentro de una campaña para el aumento de los beneficios que, bajo mi punto de vista, me parece una de los movimientos empresariales más estúpidos que pueden llevarse a cabo.

La estrategia es la siguiente: haces videojuegos, pero no son suficientemente buenos como para generar beneficios, en lugar de incentivar a los empleados o crear experiencias auténticas decides cortar gastos. Cuanta más gente se despide, menor es el gasto mensual, por lo que a final de ejercicio mayores los beneficios. Esto genera dividendos que los altos cargos de la empresa se reparten con alevosía, pisoteando profesionales, sus vidas y trabajos.

Llegados a este punto muchos os preguntaréis ¿si andan cerrando estudios de dónde hacen videojuegos? La respuesta es de lo más sencilla, EXTERNALIZACIÓN, mecanismo que consiste en subcontratar bajo la etiqueta de ‘esporádico’ a otro estudio o empresa para que haga los videojuegos que vas a vender. Como resultado gastas más en menos tiempo y obtienes juegos de calidad inferior. Sumiéndote en una espiral descendente hacia las profundidades de la miseria, cuya conclusión es el concurso de acreedores o el cierre de la empresa.

GameloftGAMES-550x328

Pero el truco aquí reside en que, a pesar de que esos gastos ‘esporádicos’ se repitan año tras año, no aparecen en las cuentas de la empresa y ésta ve a final de año sus beneficios aumentados. Toda una campaña que busca falsear los números para que, llegado el momento, hayan dividendos a repartir y los inversores estén contentos, manteniendo a flote la empresa un años más mientras publican más juegos de calidad cuestionable en un desesperado intento de captar atención en un mercado en el que hace tiempo pasaron a un segundo e incluso tercer plano.

Aún recuerdo los buenos tiempos en los que las apps de Gameloft plagaban la página principal de las stores. De hecho, recuerdo con cariño los juegos que hicieron de las películas de Iron Man, a los que jugaba sin descanso hasta quedarme sin batería. Una verdadera lástima que una empresa tan grande haya seguido este curso de actuación, el cual le ha llevado a cerrar estudios propios por todo el globo, despidiendo a grandes y apasionados profesionales.

gameloft_sale_03-2012-642x321

Algo va muy mal en esta industria, algo huele mal y parece que la gente no quiere enterarse. La externalización pone en riesgo muchos trabajos, la calidad de cuanto jugamos y nuestra capacidad para crear experiencias interactivas de éxito. Mucho ánimo a todos los empleados de Gameloft Valencia que de la noche a la mañana se quedaron sin trabajo, ánimo para encontrar de nuevo su hueco en esta industria. Así como también a aquellos que han sufrido este tipo de tratamiento por sus empresas.

Antes de seguir divagando y perderme en un mar de palabras, ironía y cansancio por todas estas tonterías que no nos llevan a ninguna parte, me gustaría invitaros a que nos dejéis en los comentarios vuestra opinión, ¿qué os parece la estrategia de Gameloft? ¿está enferma nuestra industria? ¿quién tiene la culpa de todo esto? El tema tiene para largo y tendido, pero creo que por el momento mi opinión ha quedado reflejada junto a la triste noticia que quería haceros llegar.

Espero que os haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente, ¡sed felices! ¡Adiós!   

  • No tenía ni idea de la noticia hasta que he leído el artículo, pero a priori sí que parece una estrategia absurda la de recortar gastos… Aunque tampoco creo que alguien que se dedica a hacer videojuegos por vocación busque cerrar su empresa a propósito. No sé. Creo que todo ha sido una mala gestión que ha desembocado en el cierre de Gameloft, lo que por otro lado es una pena, ya no solo por los juegos que no se harán, sino también por la gente que se ha quedado sin trabajo.

  • Thefleck

    Creo que el móvil ha sido el cáncer de los videojuegos. La facilidad de desarrollo, velocidad de desarrollo y el precio tan bajo con que se vende (esto debido a la cantidad enorme de juegos que salen cada día) son factores principales de esto. Actualmente hay muchos desarrolladores, algunos nacen como víctimas de estudios que cerraron… Aquí me gusta comprar la industria de los videojuegos con la de la música, hay más desarrollados pero pocos de verdad ganan de eso… A y los consumidores también quieren todo muy barato o gratis.

    Sobre el hacer cosas externas, creo que es algo que no se debería hacer pero viendo que hasta nintendo anda en esas creo que de verdad hay algo mal (quizás nintendo lo hace para concentrar sus estudios en otros planes que nadie conoce, nadie sabe sólo ellos pero espero que así sea…). Como dices esos sólo causa baja calidad.

    Pero bueno ese es mi punto de vista y es lo que he visto, ¿cuántos estudios de juegos realmente ganan de hacer juegos? A lo que he visto la mayoría desarrolla App para un tercero mientras en sus tiempos libres hacen juegos