Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola, vecinos del mundo! Hoy es viernes de eslabón perdido, y como tal día que es, os traigo un juego que ha estado minando mi concentración y mi creatividad últimamente. No es un juego muy complicado, es más, es bastante simple, pero son precisamente ese tipo de juegos los que más nos enganchan sin que podamos hacer nada por evitarlo. Se trata de Beware 2, un juego que últimamente se ha paseado por mi Facebook de forma tentadora. Si no sabíais que había un Beware 1 no os preocupéis, yo tampoco (y ni siquiera lo he podido encontrar), pero sí que os traigo una referencia que seguro conocéis: Beware 2 se parece a Agar.io pero en single player. Y más simple. Y más frenético. Y más corto (aunque eso depende de lo buenos que seáis). Vamos, la distracción perfecta para procrastinar entre tarea y tarea.

Se podría decir que en Beware 2 nos ponemos en la piel de una célula redonda, pero al contrario que en Agar.io, nuestro campo de actuación se limita al escenario que vemos en ese momento. Es como el balón prisionero de las células: estamos ahí en un espacio limitado y de pronto un montón de virus y de otras células van a empezar a avasallarnos por todas partes. ¿Nuestra misión? Esquivar los virus rojos, comernos las células sin que nos toquen los virus rojos y aguantar el mayor tiempo posible en escena para conseguir también la mayor puntuación posible.

BEWARE_FOTO1

¿CÓMO LO DESCUBRÍ?

No suelo ser muy amiga de los juegos de Facebook, pero precisamente fue la similitud con Agar.io lo que me llamó la atención de Beware 2. Me encontraba yo distraída jugando a Agar.io desde Facebook cuando vi al que hoy os presento en este artículo y me decidí a probarlo. Sin duda, fue buena idea: el juego es sencillo, muy fácil pero a la vez te engancha. ¿Y qué es lo que engancha? Que al principio se te dé tan mal: tienes que superarte a ti mismo todo el rato.

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL?

Beware 2 empieza pausado, tranquilo. Te da la sensación de que es un juego con el que vas a relajarte, a pasar un rato distraído comiendo células y que después lo dejarás porque habrás superado todos los récords posibles. Es mentira. Beware 2 empieza pausado, sí, pero en cuanto has pasado los diez primeros segundos de juego los virus empiezan a atravesar la pantalla más rápido, por todas partes, y parece que tú siempre estás en medio. El ritmo frenético se nota y llega de forma algo inesperada, pero recuerda: esquiva los virus rojos, cómete las células.

Además, por si esquivar virus que pasan a toda velocidad a nuestro lado no fuera suficiente, a medida que nos vayamos comiendo más células nos iremos haciendo más grandes. Sí, seremos un blanco más fácil para los temidos virus que, no contentos con esa ventaja, también irán más rápido. Es decir, que al final de cada partida habréis mejorado vuestros reflejos, os lo garantizo.

BEWARE_FOTO2

¿DÓNDE ENCONTRARLO?

Podéis encontrar Beware 2 si lo buscáis desde vuestro Facebook, aunque desde hace bien poco también podéis descargarlo desde Google Play para vuestros dispositivos móviles. La versión que he probado yo es la de ordenador: me parece más sencillo manejar a nuestra célula con el ratón, aunque con la versión móvil tienes la opción de elegir diferentes skins para vuestra célula, por ejemplo.

Y a vosotros, ¿qué os parece Beware 2? ¿Qué puntuación habéis conseguido? ¿Probasteis Agar.io en su día? Para partidas algo más largas en las que influyen otros jugadores, me quedo con Agar.io, pero si lo que busco es una partida corta, rápida y distractora, entonces la mejor opción es Beware 2.

Jugad mucho y ¡hasta la próxima!